miércoles, 8 de junio de 2011

Llamazares lamenta que “el Gobierno iniciara su mandato retirando tropas de Irak y quiera acabar la legislatura dejando otro contingente en Libia

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha lamentado que “la renuncia al diálogo y a la diplomacia que demuestra el Gobierno socialista como forma de resolver los conflictos internacionales”. Tras conocer la intención desvelada hoy desde Bruselas por la ministra de Defensa, Carme Chacón, de aprobar una ‘prórroga indefinida’ de la contribución militar española a las operaciones de la OTAN en Libia, Llamazares valora que “cuántas cosas han debido cambiar en el seno del Gobierno del PSOE para que iniciara su mandato en 2004 con la retirada de las tropas de Irak y quiera acabar esta legislatura y puede que algo más manteniendo sine die otro contingente militar en el escenario de guerra libio”.


El portavoz parlamentario de IU espera a conocer el alcance de la decisión que tome el Consejo de Ministros del próximo viernes a este respecto “y la traducción concreta que haga Moncloa del renovado ardor guerrero de la ministra y qué significa eso de que ‘España está comprometida con los objetivos de la misión hasta la consecución de esos objetivos’ para explicar con detalle cuál será nuestra postura”.


No obstante, indicó que “no hemos estado de acuerdo desde el principio con esta misión militar, ni cuando sus impulsores se las prometían tan felices de que podían concluirla en tres meses, ni mucho menos ahora en la que el conflicto se ha enquistado y para la OTAN el sufrimiento de la población civil libia en una u otra zona parece que ha pasado a un segundo plano frente a lo que son sus objetivos militares”.


Del mismo modo, Gaspar Llamazares declaró que “esperamos que la ministra sepa explicar ante el Parlamento el próximo 20 de junio qué significa eso de que la prórroga que estudiará el Gobierno será ‘con la misma contribución y el mismo formato’. No nos quedaremos de brazos cruzados, al igual que hemos hecho con todo lo relativo a la misión de guerra en Afganistán, si este Gobierno entiende por ‘mismo formato’ incrementar la presencia militar material o humana en Libia”.


Madrid, 8 de junio 2011