viernes, 10 de junio de 2011

Llamazares afirma que el proyecto de Ley de Salud Pública es “un queso gruyer con más agujeros que sustancia”

El portavoz parlamentario de IU expone las enmiendas registradas a la iniciativa del Gobierno retrasada durante meses, entre las que destacan la creación de un Instituto de Salud Pública con verdaderas competencias, establecer un ‘estudio de impacto en salud’ previo a determinadas iniciativas, la creación de la carrera de Epidemiología, así como medidas para acabar con la “discriminación de los profesionales sanitarios”.


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida y presidente de la Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo del Congreso, Gaspar Llamazares, ha asegurado hoy que el proyecto de Ley de Salud Pública, cuyo plazo de presentación de enmiendas parciales concluyó esta semana tras meses de sucesivas prórrogas auspiciadas por el Gobierno y el Grupo Socialista, tiene las características de “un queso gruyer, con más agujeros que sustancia, con más retórica que medidas”.


Llamazares explicó en rueda de prensa en el Congreso que los distintos grupos parlamentarios han tenido que presentar “más de 250 enmiendas para intentar tapar esos agujeros”, hasta convertir el proyecto de ley “en una de las iniciativas del Gobierno más enmendadas en materia sanitaria”.


El parlamentario de IU detalló algunas de las enmiendas presentadas por esta formación, entre las que destacó la propuesta para crear un Instituto de Salud Pública que integre las políticas en este campo. Consideró que este instituto podría sustituir a la agencia que inicialmente había barajado crear Sanidad y que incluso incluyó en el anteproyecto original de esta ley, para luego ser eliminado radicalmente por orden del Ministerio de Economía. “El Gobierno lo considera un gasto, mientras que para nosotros esta agencia no sólo hubiera servido para ordenar las políticas en esta materia sino que hubiera servido también para ahorrar esfuerzos y dinero”, expuso.


Gaspar Llamazares destacó la necesidad “determinante” de que haya un “estudio de impacto en salud” previo a las iniciativa de salud pública que se pongan en marcha, al tiempo que denunció que el proyecto de ley del Ejecutivo no aclara “qué lugar debe ocupar la Salud Pública dentro de la sociedad”, ni cuál debería ser el papel del ciudadano en el fomento de estas políticas.


Llamó también la atención sobre que “se mantiene la discriminación de los profesionales sanitarios” frente al resto, algo que tachó de “inaceptable”.


Las enmiendas registradas por IU también incluyen recuperar la propuesta de crear una comisión interministerial que coordine determinadas políticas sanitarias “ahora desperdigadas”, algunas de ellas competencia del Instituto Carlos III y que corresponderían estar dentro de sistema sanitario.


Llamazares resumió también la enmienda que plantea crear la carrera y especialidad de Epidemiología “con entidad e importancia suficiente para existir por sí misma.


Además, Izquierda Unida exige que los responsables y expertos que formen parte de órganos que emitan recomendaciones sobre Salud Pública firmen una declaración de intereses, al tiempo que se establezcan de antemano las incompatibilidades que sean precisas. “No puede ser –detalló- que el responsable de informar sobre vacunas tenga intereses al mismo tiempo en las compañías productoras de vacunas, como ocurrió en el marco de la Organización Mundial de la Salud”.


Madrid, 10 de junio 2011