martes, 28 de junio de 2011

Llamazares apunta al “giro a la derecha” de Zapatero y advierte que si ahonda en sus recortes “seguirá el estancamiento e irá a peor la crisis”

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha reprochado a José Luis Rodríguez Zapatero el “giro a la derecha” llevado a cabo en esta legislatura con sus consecuencias ya visibles de “recortes sociales y más desigualdad”. Pero también ha advertido al presidente del Gobierno que si el PSOE prosigue con esta misma política económica en lo que queda de legislatura, la previsión “es muy fácil, porque continuará el estancamiento, se van a prolongar los ajustes y se profundizará la gravedad de la crisis”.


Llamazares ilustró ese “giro conservador” de Zapatero hacia políticas neoliberales comparándole con el ‘capitán Acab’ de la novela ‘Moby Dick’, que va “a la caza de la ballena blanca, atándose al timón del barco”, animal que en este caso no es otra cosa que “la confianza de los mercados, a los que ha supeditado su política”.


El diputado de IU le recordó al todavía líder del PSOE que hace cuatro años fue elegido presidente por los ciudadanos por su programa progresista y le ha advertido de que ahora su política económica causa una “honda desafección del electorado y la frustración de los votantes de izquierdas” que, frente a una derecha movilizada y que ha aumentado su poder municipal y autonómico, se “ven traicionados porque esta política no les representa”.


Gaspar Llamazares fue el interviniente de todos los grupos que más tiempo dedicó a defender las protestas de movimientos como el 15-M o ‘Democracia Real Ya’, quienes critican la “complicidad de la política no con los ciudadanos, sino con los privilegiados y los poderes económicos”, por lo que lamentó que Rodríguez Zapatero se limite en todas estas semanas a mostrar su respeto por los ‘indignados’ en lugar de escucharlos y plasmar sus demandas.


“No basta con decir que los respeta. No vale sólo con buenas palabras sin cambios. Los indignados no pretenden arrumbar la democracia, sino conseguir que ésta represente a los ciudadanos”, detalló. A su juicio, estos movimientos expresan su preocupación “porque la democracia se está convirtiendo en plutocracia, mientras el bipartidismo agota la pluralidad”.


El portavoz de IU se mostró especialmente crítico de que se rebatan argumentos y se apele constantemente desde el Gobierno y otros partidos a la “democracia representativa. Sé de lo que hablo y lo sé porque mi formación, que es la tercera fuerza política de España, tiene que intervenir en sexto lugar en este debate”.


Sobre este tema, Rodríguez Zapatero hizo uno de los mayores alardes de hipocresía política del día al reconocer que el sistema electoral perjudica especialmente a Izquierda Unida y asegurar a continuación que habría que ver en el futuro cómo poder solucionarlo. “No me dé palmadas. Usted ha tenido ocho años para arreglarlo y lo que ha hecho ha sido pactar con el PP y con los nacionalistas para no hacer nada”, le respondió Llamazares.


De la misma forma, el parlamentario de IU fue el único que introdujo en el debate el tema de la corrupción y mostró su extrañeza de que nadie lo hubiera hecho antes, “como si no hubiera pasado nada en este país. Como si no hubiera una inquietud social generalizada por la degradación de la política. A los ciudadanos les da la impresión de que no hemos tomado medidas para enfrentar esa lacra”.


Llamazares también mostró su sorpresa porque Zapatero obvió en su discurso que el PSOE acaba de sufrir una “importante derrota electoral” y las razones de la misma, todo lo cual se ha traducido en ese desapego generado en los electores de izquierda con sus políticas de derechas, algo que también se ha visto en la citada movilización social en las plazas que, para el portavoz de IU, “no es coyuntural”.


Eso sí, Gaspar Llamazares destacó una cosa positiva de esta situación política “que los humillados no aceptan la humillación y aparecen en el escenario político”.


Madrid, 28 de junio 2011