martes, 22 de febrero de 2011

Llamazares consigue que el Congreso rechace que se instaure cualquier fórmula de copago sanitario

La proposición no de ley defendida por el portavoz parlamentario de IU recibió el apoyo de todos los grupos, salvo la abstención de CiU y PNV.


El presidente de la Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo y portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, ha conseguido hoy que el Congreso, a través de la votación en esta comisión, muestre su rechazo a “la introducción de cualquier fórmula de copago por parte de los usuarios del Sistema Nacional de Salud (SNS)”.


La iniciativa salió aprobada en los términos originales presentados en la proposición no de ley registrada por Llamazares y fue apoyada por todos los grupos parlamentarios salvo CiU y PNV, que se abstuvieron. A comienzos de 2009 Izquierda Unida ya sacó adelante una propuesta en términos similares, aunque su portavoz parlamentario la ha vuelto a presentar ahora a raíz de las reiteradas manifestaciones de altos cargos del Gobierno socialista –entre ellos su secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña- abogando por la posibilidad de utilizar esta fórmula para que el Estado recaude más dinero.


Durante su intervención Llamazares denunció que “el copago se ha convertido en una solución fetiche cuando se tratan de abordar los problemas de financiación del Sistema Nacional de Salud”.


El parlamentario de IU rechazó de forma rotunda la implantación de este sistema en el modelo sanitario español porque “por un lado, como se ha visto ya en la práctica en otros países, esta fórmula resulta ineficaz económicamente, al gastarse más en gestiones burocráticas que los ingresos que se obtienen con ella”. De esta manera rechazó cualquiera de las variantes barajadas o instauradas ya en otros países para ejecutar esta fórmula, como el denominado ticket moderador o el pago de un euro por consulta.


“Además –dijo-, lo rechazamos porque desde el punto de vista sanitario es algo contradictorio y regresivo con el carácter público del SNS. Produce iniquidades y desequilibra la protección de las personas más débiles, de mayor edad y con menos recursos. Su implantación afectaría a la gratuidad y accesibilidad del sistema”.


Gaspar Llamazares denunció que “el término ‘copago’ es engañoso, ya que en realidad debería hablarse de ‘repago’, puesto que los ciudadanos ya financian el SNS con sus impuestos”. Este es uno de los motivos por los que abogó por la “necesidad de revalidar el posicionamiento de la Cámara en contra de esta medida.


Desmontó las teorías de que exista “una hiperfrecuentación de pacientes en los servicios de Atención Primaria. Esto no es así, si quitamos la primera consulta y las consultas burocráticas tenemos en España una frecuentación similar a la de la UE. Además, aunque no lo es, tendría cierta lógica que hubiera un mayor uso de la sanidad primaria teniendo en cuenta que somos el penúltimo país en Europa en frecuenta de la atención en los hospitales”.


A continuación se adjunta el texto íntegro de la iniciativa elaborada por Gaspar Llamazares aprobada hoy con el voto favorable de todos los grupos salvo las abstenciones de CiU y PNV.


A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS


En el Comité de Políticas para la Racionalización del Gasto Sanitario, creado en el marco del Pacto por la Sanidad, han surgido hace meses algunas reflexiones propuestas y compartidas por diversas Comunidades Autónomas en relación a distintas figuras de “COPAGO” por parte de los usuarios del sistema sanitario.


El propio Colegio de Médicos (OMC) considera que la evidencia científica del copago es más que dudosa.


Dentro de las mencionadas figuras de COPAGO SANITARIO se incluirían desde el “euro por consulta” de Francia, al “ticket moderador” de Alemania o la “factura en la sombra” de Bélgica como adelanto de pago.


Al parecer estas figuras de copago estarían siendo valoradas por el Ministerio de Economía y por algunas Comunidades Autónomas sin participación del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.


La introducción del copago afectaría negativamente a la gratuidad, la universalidad y el carácter público de nuestro Sistema Nacional de Salud.


Por todo ello, se presenta la siguiente,


PROPOSICIÓN NO DE LEY


1. “El Congreso de los Diputados reitera su rechazo de la introducción de fórmulas de COPAGO (euro, ticket, etc.) por parte de los usuarios del Sistema Nacional de Salud, al entender que afectarían gravemente a principios básicos del derecho constitucional a la salud como la accesibilidad, la universalidad y la gratuidad de la atención integral de salud sin aportar, a cambio, avances significativos en la organización de la demanda y mucho menos en la financiación del Sistema Nacional de Salud.


2. El Congreso de los Diputados considera que existe margen suficiente en base a la ampliación de los presupuestos públicos y la mejora en la eficiencia de la gestión, así como en la política de salud pública para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, en el marco de un Pacto por la Sanidad del que sean protagonistas las Comunidades Autónomas, el Ministerio de Sanidad y Consumo, junto con los partidos políticos y los agentes sociales.


3. El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a adoptar las medidas correspondientes de acuerdo con las Comunidades Autónomas en el marco de sus competencias.”


Madrid, 22 de febrero 2011