martes, 30 de noviembre de 2010

Aplazado al jueves el debate de la moción presentada por IU-ICV para que el Gobierno condene el "desalojo violento" del "campamento de la dignidad"


La Presidencia del Congreso de los Diputados ha aplazado hasta el próximo jueves el debate de la moción consecuencia de interpelación urgente registrada por IU-ICV en la que se busca que la Cámara Baja inste al Gobierno a “condenar el desalojo violento” del denominado ‘Campamento de la Dignidad’ y “la represión posterior hacia los activistas saharauis en El Aaiún por parte del Reino de Marruecos”.


El texto original de IU-ICV registrado el pasado 11 de noviembre -tres días después de los graves incidentes ocurridos en el Sahara Occidental y dos días después de la interpelación hecha al Gobierno por este tema- reclama también al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que denuncie la “violación sistemática de los derechos humanos en los territorios del Sahara Occidental ocupados por parte del Reino de Marruecos”.


Además, se solicita también “intensificar y profundizar las relaciones con el Frente Polisario, legítimo representante del pueblo saharaui”.


En la exposición de motivos, IU-ICV señala que “el pasado 8 de noviembre el Ejército marroquí intervino salvajemente en la ciudad de El Aaiún para desalojar el campamento de Agdaym Izik, conocido como ‘Campamento de la Dignidad’. Lo que empezó como una manifestación pacífica de los ciudadanos saharauis para evidenciar que sus ciudades y pueblos están totalmente tomados por los marroquíes en lo relativo al trabajo, al comercio, la vivienda y los servicios –privando a los saharauis de dichos derechos a pesar del expolio permanente de los recursos naturales- ha acabado como ellos mismos temían en una masacre”.


Se añade que “las noticias muestran inequívocamente la gravedad de los hechos, la existencia de víctimas mortales y la violencia del Ejército marroquí. A pesar de ello, existe un elemento de opacidad en las comunicaciones oficiales que se agrava por la prohibición de Marruecos de acceso a la prensa a la zona de los enfrentamientos”.


Tras las explicaciones más amplias hecha en esta exposición, la parte propositiva insta también al Gobierno a “coordinar las acciones necesarias con el fin de culminar el proceso de descolonización del Sahara Occidental a través de la convocatoria de un referéndum de autodeterminación que incluya la independencia, de acuerdo con la legalidad internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.


Además, se solicita que se reconozca formalmente “a la República Árabe Saharaui Democrática e impulsar el reconocimiento internacional de la misma”, así como “presionar a la UE para el cese de los acuerdos pesqueros con Marruecos y que deje de ser partícipe de la explotación ilegal de los recursos”, junto a que el Gobierno “promueva y reclame la creación de una comisión internacional de interposición bajo mando de la UE”.


En una rueda de prensa celebrada tras la Junta de Portavoces, tanto el portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, como la portavoz de IU, Nuria Buenavetura, mostraron su confianza en que el Congreso pueda instar finalmente al Gobierno a una “condena explícita” y que, de esta forma, se pueda “recuperar una posición común del Parlamento español en defensa de los derechos del pueblo saharaui, cosa que no ha hecho hasta ahora el Gobierno, manteniendo una calculada equidistancia cuando no una posición favorable al Gobierno marroquí”.


Diversos grupos parlamentarios han presentado enmiendas a esta iniciativa parlamentaria de distinta índole por lo que, una vez aplazada hasta el jueves su debate y votación, los proponentes seguirán las conversaciones con todos ellos para tratar de que el texto final que se pueda aprobar esté próximo a las tesis que vienen defendiendo IU-ICV.


Madrid, 30 de noviembre 2010