lunes, 15 de noviembre de 2010

Llamazares reclama a zapatero que "no sobreactúe al hablar de laicismo"

Y le recuerda que "aunque no haga las leyes que quiere el papa sí que guarda en el cajón las que no le gustan".

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha reclamado hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que “se deje de sobreactuar cada vez que habla de laicismo para tapar sus graves y significativas carencias en esta materia en su acción de Gobierno”.


Llamazares hacía así referencia a las declaraciones del líder del PSOE en el mitin de ayer en Viladecans (Barcelona), dentro de la campaña electoral catalana, donde aseguró que en nuestro país ‘no se hacen las leyes que quiere el Papa’, sino las que dicta el Parlamento y la ciudadanía. “Quizá Rodríguez Zapatero no sea la persona más adecuada para lanzar cortinas de humo o dar lecciones sobre este tema, sobre todo a fuerzas de izquierdas como la nuestra. Tenemos muy claro que si el Papa no hace las leyes de nuestro país, como dice zapatero, al menos sí consigue que el presidente tenga que guardar en un cajón aquellas que no le gustan, como la Ley de Libertad Religiosa”.


Para Llamazares, “a estas alturas es difícil que Rodríguez Zapatero intente hacer comulgar con ruedas de molino a quienes de verdad defendemos el laicismo y la aconfesionalidad del Estado que marca la Constitución”.


“Tras pactar con la jerarquía de la Iglesia Católica la legislatura pasada la financiación más beneficiosa de una confesión religiosa de toda la UE, tras incumplir una de sus propuestas ‘estrella’ para esta legislatura como es la de libertad religiosa y al mirar para otro lado cada vez que se le pide que actualice los acuerdos con Roma que se negociaron previamente a la Constitución, Rodríguez Zapatero puede decir misa pero no puede ocultar una realidad que le va a acompañar allí donde vaya”, sentencia Gaspar Llamazares.


Madrid, 15 de noviembre 2010