jueves, 11 de noviembre de 2010

Llamazares pregunta al Gobierno si sabe que los futbolistas de la selección estudian fórmulas para tributar en sudáfrica la prima por ganar el mundial


El portavoz parlamentario en el Congreso de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha registrado una pregunta parlamentaria en la que solicita información al Gobierno sobre la posibilidad de que los miembros de la selección española de fútbol “estén estudiando con la Real Federación Española de Fútbol las fórmulas y la fecha más convenientes para cobrar la prima de 600.000 euros” pactada por ganar la Copa del Mundo de Sudáfrica el pasado verano. Esto incluiría la posibilidad de que los jugadores tributen por esta cantidad al fisco de este país a un tipo impositivo sensiblemente inferior al vigente en España.


En esta misma línea, Llamazares pregunta al Ejecutivo si “en el caso de que, finalmente, se concrete con Sudáfrica la tributación fiscal de la prima de 600.000 euros lograda por ganar la Copa del Mundo de fútbol a un tipo impositivo menor que el vigente en España, ¿tiene intención la Agencia Tributaria de dirigirse a los miembros de la selección española para que abonen en nuestro país la diferencia hasta llegar al tipo impositivo que marca nuestro país?”


Se da la circunstancia de que el pasado mes de mayo, antes de iniciarse el Campeonato del Mundo de fútbol en Sudáfrica, el diputado de IU ya se interesó por las circunstancias que rodeaban el acuerdo entre la Federación y los jugadores para poder percibir el mayor premio ofrecido a los integrantes de cualquiera de las selecciones participantes por parte de la federación deportiva que les convoca para esta cita deportiva internacional. En su rápida respuesta –el Gobierno tardó apenas un mes en contestar, frente a los tres o cuatro meses de media que tarda en responder a otras cuestiones planteadas vía parlamentaria- el Ejecutivo respondió el 29 de junio que “es necesario aclarar por tanto que el proceso de negociación de los incentivos entre jugadores, técnicos y la Real Federación Española de Fútbol se lleva a cabo sin intervención alguna del Consejo Superior de Deportes y dentro de los márgenes de cualquier acuerdo entre partes de carácter privado”.


Conociendo previamente esta circunstancia de que a la hora del cobro de primas los integrantes de una selección negocian con una federación nacional como si se tratara de una empresa privada más, Llamazares interroga ahora al Ejecutivo sobre cómo se traduce este hecho a la hora de rendir cuentas con la Hacienda Pública española. Por ello, completa su pregunta al Ejecutivo interesándose si “¿es una práctica normal o sólo se da en casos puntuales entre los integrantes de cualquier selección nacional que representa a España en las diferentes competiciones internacionales, sea del deporte que sea, estudiar fórmulas para tributar fiscalmente fuera de nuestro país a tipos más bajos que los que nuestra legislación estipula para el conjunto de los trabajadores en función de su nivel de ingresos?”


Esta iniciativa parlamentaria se produce después de haber tenido conocimiento a través de distintas informaciones aparecidas en los últimos días de que en las conversaciones entre los jugadores y la Real Federación Española de Fútbol para acordar la fórmula y la fecha más convenientes para cobrar esta prima se incluiría acogerse al Convenio de Doble Imposición que supuestamente existe entre España y Sudáfrica para así tributar fiscalmente en aquel país. Siempre según estos datos, el régimen fiscal sudafricano les permitiría tributar los 600.000 euros que se les debe abonar a un tipo del 21%, frente al 43% al que estarían obligados a hacerlo si lo hicieran íntegramente en nuestro país.


Llamazares expone también al Gobierno que “según conocemos también ahora, tras la consecución de la Eurocopa de fútbol de 2008, celebrada conjuntamente en sedes de Suiza y Austria, los miembros de la selección española ya aprovecharon un convenio similar entre Austria y España para, al haber jugado sus partidos en estadios austriacos, liquidar fiscalmente en aquel país al tipo del 20% el premio o prima superior a los 200.000 euros que entonces le correspondió a cada jugador”.


Por ello, pregunta al Ejecutivo también por esta prima y sobre si “¿la Hacienda Pública española logró recaudar alguna cantidad por este concepto o todo el dinero abonado como premio por la Real Federación Española de Fútbol tributó fuera de nuestro país?”


A CONTINUACIÓN SE INCLUYE EL TEXTO ÍNTEGRO DE LA PREGUNTA PARLAMENTARIA ESCRITA REGISTRADA HOY A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS


Al amparo de lo establecido en el Reglamento de la Cámara, se presenta la siguiente PREGUNTA dirigida al Gobierno para la que se solicita respuesta escrita.


La selección española de fútbol consiguió ganar el 11 de julio del presente año la Copa del Mundo en Sudáfrica. Con anterioridad a la consecución de lo que, sin duda, puede calificarse como un importante logro deportivo se hizo público el también interesante dato de que la Real Federación Española de Fútbol había negociado y acordado pagar a cada jugador una prima de 600.000 euros.


En su día ya nos interesamos por esta cuestión a través de una pregunta parlamentaria por escrito, registrada el pasado 31 de mayo, que el Gobierno respondió a este diputado el 29 de junio asegurando entonces, entre otras cuestiones, que “el Gobierno de España, a través del Consejo Superior de Deportes, no aporta a la Real Federación Española de Fútbol ni un solo euro de dinero público destinado a las primas de los jugadores del Mundial de Sudáfrica. (…) En este mismo sentido, es necesario aclarar por tanto que el proceso de negociación de los incentivos entre jugadores, técnicos y la Real Federación Española de Fútbol se lleva a cabo sin intervención alguna del Consejo Superior de Deportes y dentro de los márgenes de cualquier acuerdo entre partes de carácter privado”.


Ahora hemos conocido por distintos medios que los integrantes de la selección española están estudiando con la Federación la fórmula y la fecha más convenientes para cobrar esta prima a fin de cuadrar de la manera más satisfactoria sus obligaciones fiscales con la Hacienda Pública. Según estas informaciones, ello incluiría acogerse al Convenio de Doble Imposición que supuestamente existe entre España y Sudáfrica para así tributar fiscalmente en aquel país.


Los datos conocidos señalan que el régimen fiscal de Sudáfrica les permitiría tributar la prima de 600.000 euros que les abonará la Real Federación Española de Fútbol a un tipo del 21%, frente al 43% al que estarían obligados a hacerlo si lo hicieran íntegramente en nuestro país.


Según conocemos también ahora, tras la consecución de la Eurocopa de fútbol de 2008, celebrada conjuntamente en sedes de Suiza y Austria, los miembros de la selección española ya aprovecharon un convenio similar entre Austria y España para, al haber jugado sus partidos en estadios austriacos, liquidar fiscalmente en aquel país al tipo del 20% el premio o prima superior a los 200.000 euros que entonces le correspondió a cada jugador.


Pese a conocer ya que el Gobierno opina que las negociaciones de este tipo se estarían llevando a cabo “dentro de los márgenes de cualquier acuerdo entre partes de carácter privado”, se formulan las siguientes preguntas:


¿Conocía el Gobierno que los miembros de la selección estén estudiando con la Real Federación Española de Fútbol las fórmulas y la fecha más convenientes para cobrar la prima de 600.000 euros acordada?


¿Conocía el Gobierno que estos futbolistas pueden acogerse al Convenio de Doble Imposición que supuestamente existe entre España y Sudáfrica para tributar fiscalmente en aquel país?


¿Tiene conocimiento de que algún miembro de la Real Federación Española de Fútbol se haya puesto en contacto de alguna forma, directa o indirecta, con la Agencia Tributaria para consultar estas cuestiones?


¿Qué opinión le merece al Gobierno esta situación?


En el caso de que, finalmente, se concrete con Sudáfrica la tributación fiscal de la prima de 600.000 euros lograda por ganar la Copa del Mundo de fútbol a un tipo impositivo menor que el vigente en España, ¿tiene intención la Agencia Tributaria de dirigirse a los miembros de la selección española para que abonen en nuestro país la diferencia hasta llegar al tipo impositivo que marca nuestro país?


En relación con la prima que los miembros de la selección lograron por la consecución de la Eurocopa de Fútbol de 2008 celebrada en Austria y Suiza, ¿la Hacienda Pública española logró recaudar alguna cantidad por este concepto o todo el dinero abonado como premio por la Real Federación Española de Fútbol tributó fuera de nuestro país?


¿Es una práctica normal o sólo se da en casos puntuales entre los integrantes de cualquier selección nacional que representa a España en las diferentes competiciones internacionales, sea del deporte que sea, estudiar fórmulas para tributar fiscalmente fuera de nuestro país a tipos más bajos que los que nuestra legislación estipula para el conjunto de los trabajadores en función de su nivel de ingresos?


Madrid, 11 de noviembre 2010