miércoles, 1 de diciembre de 2010

Llamazares solicita la comparecencia de Trinidad Jiménez para aclarar las presiones de EE.UU al Gobierno y la Justicia desveladas por Wikileads

El portavoz parlamentario de IU suma estas iniciativas a la petición de comparencia del fiscal general, Cándido Cónde Pumpido, registrada ayer, y a la petición de “toda la documentación que ha estado circulando entre el Gobierno español y la Embajada a raíz de las filtraciones conocidas”


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha registrado hoy la solicitud de comparecencia de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, para que explique en el Congreso la actuación seguida por su Gobierno frente a las presiones ejercidas por la Embajada de Estados Unidos en Madrid sobre el Ejecutivo español e instancias judiciales para paralizar procesos judiciales en marcha, entre ellos los del asesinato del cámara de televisión José Couso en Irak o el de los ‘vuelos de la CIA’, en el que IU está personada como acusación.


Llamazares actuaba así tras el goteo de revelaciones consecuencia de la publicación de los documentos oficiales norteamericanos filtrados por Wikileaks. En la misma línea, el diputado de IU -que ayer ya registró una iniciativa para que comparezca en el Congreso el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido-, se reserva la posibilidad de exigir explicaciones al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, o incluso de pedir la creación de una comisión parlamentaria de investigación, en función de las respuestas que decida aportar tanto la Fiscalía General como Exteriores sobre esta cuestión.


En declaraciones en el Congreso, Gaspar Llamazares incidió en reclamar la dimisión de Conde Pumpido y del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, en el caso de que no puedan despejar las graves dudas existentes de haber “colaborado en una labor de obstrucción de la Justicia totalmente contraria a su papel de garantizar el interés público” tanto en el ‘caso José Couso’ como en el de los ‘vuelos de la CIA’, documentados ambos en los papeles de Wikileaks.


Para el diputado de IU, los documentos filtrados desvelan una “injerencia inaceptable” por parte de la diplomacia norteamericana “frente a un país aliado como es España. Da la impresión que somos una ‘república bananera’ para Estados Unidos por el trato que nos dispensa”.


Para aclarar estas cuestiones, además de las comparecencias ya registradas, Izquierda Unida solicitará también “toda la documentación que al parecer existe, según las informaciones filtradas, y que ha estado circulando entre el Gobierno español y la Embajada estadounidense sobre los procedimientos judiciales abiertos. Queremos comprobar si se ha vulnerado la legalidad, porque se trataría de información sobre procesos en los que EE.UU no es parte”.


Llamazares detalló que IU también se reserva la posibilidad de solicitar una comisión de investigación en el Congreso en función de la respuesta que obtenga para que así “se haga la luz sobre unos hechos tan gravísimos que afectan a los pilares del Estado, a la política exterior, a la separación de poderes, al Poder Judicial y, en definitiva, al Gobierno y sus relaciones internacionales”.


“Da la impresión de que estamos todavía ante una posición de compensación por parte del Gobierno español con los Estados Unidos por la retirada de las tropas de Irak”, valoró finalmente.


Madrid, 1 de diciembre 2010