lunes, 13 de diciembre de 2010

Llamazares señala que "prorrogar el estado de alarma demostraría la impotencia del Gobierno para recuperar la normalidad de un sector"


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha asegurado hoy que “si el Gobierno decide finalmente prorrogar el estado de alarma como viene filtrando de forma interesada, en este caso ya con un carácter claramente preventivo, sería la demostración de su impotencia y, en especial, la del Ministerio de Fomento, para recuperar la normalidad de un sector por los cauces habituales de aplicar la razón y la primacía real del interés público”.


Llamazares destaca que “hemos condenado y lo seguiremos haciendo sin ningún tipo de ambigüedad la actitud que durante el cénit del conflicto han mantenido los controladores aéreos, al tratarse de un abuso de poder frente a los ciudadanos y del conjunto de los trabajadores de este país. Negaron el derecho a la libertad de circulación de los viajeros y actuaron de forma inaceptable e irresponsable porque ejecutaron un plante sin previo aviso que debilita a todos los trabajadores que sí optan por defender sus derechos laborales y sociales por las vías legales de la huelga, algo que ellos se saltaron con las consecuencias conocidas”.


El dirigente de IU señala que “da la impresión, no obstante, de que el Ejecutivo, y el ministro José Blanco en especial, le han ‘cogido el gusto’ a esta situación y tratan de sacar los mayores réditos políticos de ella, a costa incluso de estirar como un chicle un estado que más que de alarma es ya de anormalidad extrema y que tiene otras formas de solucionarse”.


Gaspar Llamazares ratifica que “desde IU nos opondremos a esta prórroga en el caso de que finalmente sea planteada en el Congreso. Al tiempo, buscaremos desenmascarar las maniobras y la actitud maniquea del Gobierno de presentar a todo aquel que no sigue a pie juntillas sus actuaciones como un defensor de los controladores. Ni aceptaremos el ‘estás conmigo o contra mí’, ni mucho menos el ‘estás conmigo o con los privilegios de los controladores’. Se equivoca el que quiere hacer campaña electoral con un tema tan importante, no sólo desde el Gobierno sino también desde el PP, cuyos diputados encabezados por Rajoy apoyaron en sede parlamentaria el jueves pasado este estado de alarma y ahora agitan la lengua y esconden la mano”.


Por último, Llamazares aclara que “hasta esta tarde nadie del Ejecutivo se ha puesto en contacto con nosotros para realizar cualquier tipo de consulta sobre esta cuestión, cosa que tampoco nos preocupa ni afecta porque desde el principio dejamos meridianamente claro que únicamente estamos por la defensa de la legalidad, del Estatuto de los Trabajadores y de los derechos de los viajeros, algo con lo que el Gobierno juega sin importarle lo más mínimo”.


Madrid, 13 de diciembre 2010