jueves, 2 de diciembre de 2010

Llamazares afirma que "la reforma antitabaco cumplirá en el Congreso su objetivo de protección de la salud frente a los intereses partidistas del PP"

El portavoz parlamentario de IU y presidente de la Comisión de Sanidad señala que “contamos con el respaldo de la comunidad científica, las asociaciones sanitarias, de profesionales de la medicina y de los grupos sociales para que la reforma vuelva a los cauces y medidas con las que salió del Congreso”


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida y presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, Gaspar Llamazares, ha mostrado hoy su “firme voluntad” para que, como estaba previsto, la tramitación final de la proposición de ley por la que se modifica la ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo “cumpla sus objetivos de defender el derecho a la protección de la salud de la mayoría no fumadora y de prevenir la incorporación de los jóvenes al tabaquismo, frente a los intereses cortoplacistas y partidistas del PP, que quiere convertir todo en papel mojado con las enmiendas que han sacado adelante en el Senado”.


Para Llamazares, “el PP vuelve a mostrar su verdadera cara y su hipocresía política a la hora de la verdad. Antepone los intereses económicos de las multinacionales tabaqueras frente a la salud de los ciudadanos, tanto fumadores como no fumadores, y del trabajo realizado para aprobar medidas preventivas que protejan a las nuevas generaciones de engancharse al tabaco. Además, en contra de lo que dice, hace un flaco favor al sector hostelero, que se vería realmente perjudicado de salir adelante las últimas modificaciones, aunque trataremos de que no sea así cuando el texto vuelva al Congreso”.


El diputado de IU señala que “contamos con el respaldo de la comunidad científica, las asociaciones sanitarias, de profesionales de la medicina y de los grupos sociales para que esta reforma vuelva a los cauces y medidas con las que salió del Congreso y en las que trabajamos durante meses”.


“Vamos a actuar de forma consecuente –afirma- en lo que queda de tramitación parlamentaria de esta reforma para descartar la instalación de cubículos para fumadores, limitar el alcance de los clubes de fumadores, para que no haya la moratoria por la que tanto interés muestra el PP y las tabaqueras y que la reforma entre en vigor el 2 de enero próximo, así como que no se amplíe los lugares donde se puede vender tabaco más allá de los que estaban claramente determinados en el texto que salió aprobado del Congreso”.


Gaspar Llamazares asegura que “no se van a salir con la suya quienes por puro interés partidista y de defensa de intereses económicos ajenos pretenden convertir en humo esta importante reforma, como ya hicieron con el primer texto en vigor desde hace años con la connivencia de algunos de sus gobiernos autonómicos”.


Madrid, 2 de diciembre 2010