martes, 24 de mayo de 2011

Llamazares saca adelante con la unanimidad del Congreso su Proposición de Ley para universalizar la sanidad tras años de retraso del Gobierno

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado esta tarde por unanimidad (sólo hubo un voto de abstención por error desde las filas del PP) la toma en consideración de la Ley de Universalización de la Sanidad registrada y defendida por el portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares. De esta forma se pone en marcha una iniciativa parlamentaria que permanecía paralizada ante los reiterados incumplimientos del Gobierno, que llevaba cerca de tres años anunciando que mandaría a la Cámara Baja un proyecto de ley sobre este mismo asunto sin que los sucesivos titulares del Ministerio de Sanidad la concretaran.


Llamazares, durante su intervención, explicó que esta medida afectará a más de 200.000 personas de nacionalidad española y de residencia en territorio nacional que ahora no pueden tener acceso a la Sanidad Pública. La iniciativa conlleva la modificación de la Ley General de Sanidad –coincidiendo con su 25 aniversario-, para que en su futura redacción reconozca “la universalización de la atención sanitaria a toda la población”.


Tanto el diputado de IU como el resto de portavoces parlamentarios, salvo la del Grupo Socialista, criticaron el hecho de que el Ministerio de Sanidad haya retrasado sin explicación alguna avanzar en esta materia durante la presente legislatura.


Llamazares llamó especialmente la atención durante su intervención sobre la “extendida idea” de que el Sistema Nacional de Salud “es universal y que cubre a toda la población española, cuando esto es sólo una verdad a medias”.


Recordó a las más de 200.000 personas que no tienen derecho a cobertura sanitaria u otro seguro público. Según los estudios oficiales ya elaborados sobre esta materia, la medida puede tener un coste cercano a los 150 millones de euros. “Por todo ello –dijo Llamazares-, es necesario, y no se debiera demorar por más tiempo, proclamar el derecho a la cobertura sanitaria pública como toda la población por igual, con igual título, e igual contenido en todo el territorio”.


Pese al deseo de IU de que se cumpla con que el derecho a la Sanidad Pública sea universal, esta formación no quiere que nadie trate de aprovecharse ni sacar ventaja de esta propuesta. Por ello, en el texto de la proposición de ley cuya tramitación se abre paso ahora introduce la especificación de que mientras no se produzca su integración en la Seguridad Social, no será gratuita la asistencia sanitaria pública para quienes hayan optado por sistemas mutuales alternativos que cubran esta asistencia, ni para quienes, estando incluidos en alguna mutualidad, no hayan optado por recibir las prestaciones sanitarias a través de la red pública.


El texto propone también que las normas de utilización de los servicios sanitarios sean iguales para todos, independientemente de la condición en que se acceda a los mismos, además de que se mantenga un estudio permanente del coste anual que para el Sistema Nacional de Salud tienen distintos servicios especiales o se vigile si se están produciendo situaciones de doble cobertura de la asistencia sanitaria.


Madrid, 24 de mayo 2011