domingo, 8 de mayo de 2011

Llamazares reclama en Vitoria “un calendario de cierre de todas las centrales nucleares y su sustitución por energías renovables”

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, reclamó hoy en un acto antinuclear celebrado junto a candidatos y militantes de Ezker Batua, frente al Artium de Vitoria-Gasteiz, “un calendario de cierre de toda la energía y centrales nucleares y su sustitución por energías renovables”, dado que “el actual modelo de energía nuclear está en crisis. Se deberían cerrar centrales como Garoña o Cofrentes porque son inseguras”.


Llamazares hizo estas declaraciones en la capital administrativa vasca el mismo día en que en Madrid se celebró una importante marcha contra las nucleares, convocada por más de una veintena de asociaciones, grupos y formaciones políticas, entre ellas Izquierda Unida. El parlamentario de esta formación denunció que durante el accidente de la planta japonesa de Fukushima, tanto el Gobierno español como los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP, “miraron para otro lado” y han aplazado el cierre de Garoña cuando “debería haber sido cerrada ya este año”.


También ha apuntado a que las instalaciones nucleares españolas sólo están generando hoy la mitad de la energía programada, “o bien porque están paradas por recarga o por alarmas, accidentes e irregularidades”.


Con posterioridad, durante una comida con militantes y simpatizantes de Ezker Batua, Llamazares destacó que “IU y EB representan la regeneración democrática frente al descrédito de la política y la corrupción”.


Puso también de manifiesto que estos comicios municipales y forales “no son la primera etapa de Rajoy a La Moncloa, ni tampoco unas elecciones fuera de la crisis”, sino los comicios “de la crisis económica”.


El portavoz de IU en el Congreso de los Diputados advirtió de que ningún partido pueden eludir este problema, sino que, muy al contrario, todos tienen “la obligación de presentar ante la ciudadanía “un balance de la crisis”, de la que denunció a PP, PSOE y PNV como “corresponsables”. Valoró que estas mismas formaciones tienen la culpa de que la salida planteada sea “conservadora”, lo que “nos mantiene en esta situación y provoca un gran nivel de desempleo e injusticia social”.


Vitoria, 8 de mayo 2011