jueves, 28 de abril de 2011

Llamazares registra una iniciativa para que “el Gobierno, en colaboración con las CC.AA., ponga en marcha de forma urgente un plan de Salud Laboral”

Coincidiendo con la celebración hoy del Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo el portavoz parlamentario de IU recuerda que “en España fallecen cada año cerca de 14.000 hombres y 2.000 mujeres por enfermedades contraídas en el centro laboral”.


Coincidiendo con la celebración hoy del Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, el presidente de la Comisión de Sanidad y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha registrado en el Congreso en nombre de IU-ICV una Proposición no de ley sobre Enfermedades Laborales. La iniciativa, entre otras cuestiones, plantea la elaboración y puesta en marcha de un “Plan de Salud Laboral, de común acuerdo con las Administraciones implicadas y los agentes sociales, a lo largo del primer semestre de 2011, al objeto de garantizar la coordinación y cooperación entre los servicios de prevención y el Sistema Nacional de Salud, en el marco de la Estrategia 2007-2012 de seguridad y salud en el trabajo”.


Llamazares recuerda la “gravedad de este problema. Según las estimaciones realizadas en España fallecen cada año cerca de 14.000 hombres y más de 2.000 mujeres por enfermedades contraídas en su trabajo, destacando el cáncer, las enfermedades cardio-vasculares y las de origen respiratorio. Pese a la reducción de las cifras de accidentabilidad y mortalidad laboral como consecuencia de la crisis económica siguen siendo de las más altas de nuestro entorno”.


“Recientemente –añade- el Informe de SESPAS ha puesto de manifiesto, además, (en la línea del Informe de la OMS sobre determinantes sociales), la relación entre crisis económica, precariedad, desempleo y enfermedades psíquicas y físicas, en particular entre los grupos más vulnerables como inmigrantes, trabajadores manuales, mujeres y desempleados”.


Frente a esta realidad, Gaspar Llamazares señala que “por contra, la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social presentó recientemente un informe correspondiente a 2010 del Servicio de Alertas del Sistema CEPROSS (Comunicación de Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social), en el que se presenta una reducción del 40,4% en los últimos tres años de las empresas que superan el límite establecido por este sistema”.


El portavoz parlamentario de IU advierte de que “los datos ofrecidos por esta herramienta no son representativos de la realidad de las enfermedades profesionales en nuestro país, ya que no tienen en cuenta su principal problema, que no es otro que el subregistro. Este subregistro tiene el origen en la práctica habitual de las Mutuas de accidentes de Trabajo de ‘infradeclarar’ las enfermedades profesionales y relacionadas con el trabajo, considerándolas como enfermedades comunes y derivándolas al sistema público de salud”.


Llamazares denuncia que, además, “el Servicio de Alertas sólo tiene en cuenta las enfermedades profesionales declaradas por las Mutuas en un número muy pequeño de empresas (131 frente, al más de 1 millón existentes en España), por lo que sus datos no son representativos de la realidad y propician la paradoja de que aquellas CC.AA. (Navarra, Cataluña y País Vasco) que han puesto en marcha dentro sus sistemas públicos de salud algún tipo de herramienta para detectar enfermedades profesionales (‘Sistema Centinela’) se ven señaladas en el informe como las que cuentan con un mayor número de empresas que superan los límites de alerta”.


El parlamentario considera “urgente que las Administraciones Públicas adopten políticas que permitan hacer visible lo invisible. No es admisible que la declaración de enfermedades profesionales se reduzca artificialmente años tras año en lugar de aumentar, como en realidad ocurre”.


Por todo ello, la iniciativa parlamentaria registrada insta al Gobierno a:


1. Desarrollar políticas sanitarias y de salud pública, de acuerdo con las Comunidades Autónomas y los agentes sociales, que integren el trabajo y el empleo como factor determinante de la salud.


2. Promover la creación o potenciación en su caso, de acuerdo con las Comunidades Autónomas y agentes sociales, de Unidades de Salud Laboral, como servicios de apoyo en la materia, así como poner en marcha o potenciar sistemas de vigilancia e información en salud laboral.


3. Garantizar de acuerdo con la legislación laboral vigente la vigilancia y control de la salud laboral por los Servicios de Prevención propios o ajenos, con la mayor calidad y efectividad.


4. Desarrollar programas de colaboración con los sistemas públicos de salud con el objetivo de la puesta en funcionamiento de ‘Sistemas Centinela’, de acuerdo con las Comunidades Autónomas.


5. Mejorar los Sistemas de Información sobre la enfermedad profesional para poder hacer estudios con rigor sobre la realidad del trabajo y la salud, y promover la investigación científica sobre empleos y trabajos desfavorables.


6. Elaborar y poner en marcha el Plan de Salud Laboral, de común acuerdo con las Administraciones implicadas y los agentes sociales, a lo largo del primer semestre de 2011, al objeto de garantizar la coordinación y cooperación entre los servicios de prevención y el Sistema Nacional de Salud, en el marco de la Estrategia 2007-2012 de seguridad y salud en el trabajo”.


Madrid, 28 de abril 2011