miércoles, 28 de julio de 2010

Llamazares cree que la izquierda está desmantelada, débil y sin alternativas

Madrid, 25 jul (EFE).- El diputado de IU, Gaspar Llamazares, considera que la izquierda "está desmantelada" en el peor momento que vive el capitalismo, inmersa en una situación de "enorme debilidad" en la que se siente "incapaz de dar una lternativa".

En una entrevista con Efe, Llamazares se ha referido al proceso de refundación iniciado por IU y ha dicho que para darle credibilidad es necesario tener un clima interno amable y hacer un llamamiento a los que se han ido para que vuelvan, para "abrir las puertas a un debate con toda la izquierda, sin sectarismos".

Llamazares, que dice no sentirse marginado dentro de IU, ha precisado que el reto de la reconstrucción de la izquierda "compete" no sólo a IU sino también al PSOE, que "tiene los resortes del Gobierno" para endulzar la situación de crisis ideológica que vive, porque "ante la crisis económica no tiene recetas propias y por eso recurre a las de los mercados, a las del FMI y a las de la derecha".

"¿Qué más crisis se puede pedir de un partido que se dice de izquierda y que gobierna con políticas conservadoras?", ha puntualizado, antes de afirmar que "ante la crisis del PSOE en el Gobierno, IU tiene que abrir las puertas a todos los sectores de la izquierda que coinciden en una salida social".

En este sentido, el diputado de IU ha recordado que su formación tiene "retos internos" que superar, porque algunas cosas todavía no lo están, y ha considerado que se han "equivocado" con la ausencia de la federación de Asturias en la Asamblea de refundación.

Tras asegurar que IU es una fuerza política que "si no existiera habría que inventarla" y calificar de "canalla" el sistema electoral que, a su juicio, "está hecho para llevar a la clandestinidad a cerca de un millón de votantes", ha dicho que IU debe ser el lugar de encuentro, "no sólo de la izquierda resentida con el Gobierno, sino de la izquierda que piensa que hay una alternativa".

Después de insistir en la necesidad de que vuelvan a IU "gentes que se fueron", así como personas "nuevas" que trabajan en el ámbito sindical, ecologista, cultural o de la justicia, Llamazares no ha querido poner nombres a esas personas porque cree que es mejor hacer primero "la convocatoria y después hablar con todo el mundo".

En cualquier caso, el diputado de IU apuesta por una recuperación de la izquierda "con sosiego," porque es necesario recobrar "ideas, instituciones y a la gente joven, que no espera prácticamente nada de este sistema".

Por último, en referencia a la izquierda europea, Llamazares ha asegurado que "viene de una crisis de 30 años y tendrá que abordar la recuperación y una travesía del desierto".

Esta recuperación -ha dicho- no será de "hoy para mañana", porque la izquierda ha "abandonado" el programa de transformación social y ha retrocedido en la sociedad y en las instituciones, convirtiéndose en un reflejo de la "privatización y la individualización" de la sociedad.