viernes, 5 de agosto de 2011

Llamazares pide la comparecencia de Camacho por la “injustificada represión policial” a los indignados

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha registrado hoy en el Congreso la petición de comparecencia del ministro del Interior, Antonio Camacho, ante la comisión parlamentaria correspondiente para que explique la “injustificada y desproporcionada represión policial” contra el movimiento de indignados en distintos puntos de Madrid en los últimos días.


En una rueda de prensa en Oviedo, Llamazares ha señalado que no comprende por qué Interior permitió las protestas en la jornada de reflexión electoral del pasado 21 de mayo y en cambio ahora lleva a cabo una estrategia policial completamente distinta. El parlamentario de IU ha explicado su impresión de que la intención es “dejar las calles libres y expeditas” para la próxima visita del Papa a Madrid.


Gaspar Llamazares ha pedido que la “comparecencia de Camacho se produzca de manera urgente” y ha opinado que con la represión policial al movimiento de indignados “se han vulnerado los derechos de reunión y manifestación. Camacho ha convertido la protesta de indignación social y política en una cuestión de orden público”.


Sobre la visita del Papa, ha instado al Gobierno a que no aporte dinero público, al tratarse de “una visita privada para una nueva fase de evangelización” y no una visita como mandatario público, ya que España es un Estado aconfesional.


Llamazares también ha informado en Oviedo de que solicitará una comparecencia en el Congreso de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, en la que más que la política de deuda quiere que explique “el fracaso de las políticas de ajuste”.


Respecto a la deuda, el diputado de IU aboga por los eurobonos y por que haya un Tesoro o Hacienda “propiamente dicha para la Unión Europea. Da la impresión de que hace más falta un ‘Plan Marshall’ que más recortes presupuestarios y sociales”.


En su opinión a España no le cabe un rescate desde la UE como los ya realizados a Irlanda, Portugal y Grecia “porque haría crack la Unión. España ya está intervenida desde que la UE decidió que la forma de salida de la crisis era apretar el cinturón a los ciudadanos”.


Oviedo, 5 de agosto 2011