martes, 9 de agosto de 2011

Llamazares pide explicaciones al Ejecutivo del motivo por el que se prohibe el recorrido de la manifestación alternativa a la visita del Papa

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha registrado hoy en el Congreso una pregunta dirigida al Gobierno en la que interroga a sus responsables sobre “¿Cuál es el motivo por el que la Delegación del Gobierno ha prohibido el recorrido de la manifestación en contra del carácter que se ha dado a la visita del Papa?”.


Llamazares recuerda en su iniciativa que más de 140 organizaciones, entre las que se encuentra Europa Laica, “se han adherido a un manifiesto rechazando la connivencia de las instituciones públicas con una actividad de eminente carácter privado y confesional -como es la visita de Benedicto XVI para participar en la denominada Jornada Mundial de la Juventud-, y han convocado una manifestación el próximo 17 de agosto en Madrid”.


En la pregunta se señala que “la Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido el recorrido previsto -desde la Plaza de Tirso de Molina hasta la Puerta del Sol- proponiendo alternativas que, según los convocantes, simplemente provocarían arrinconar y hacer invisible la manifestación”.


Llamazares expone que “los convocantes animan a participar en esa manifestación, de carácter totalmente cívico y aconfesional, a todos los que están en desacuerdo con esa forma de visitar un país a costa de los impuestos de toda la ciudadanía, como si se tratase de un jefe de Estado. Se está así contraviniendo los fundamentos de un Estado democrático, que se declara aconfesional en su Constitución, al mezclar asuntos de Estado con los religiosos, los intereses generales con los privados y las instituciones que representan a todos los ciudadanos con eventos que sólo conciernen a una parte, en este caso, a quienes comparten unas determinadas creencias religiosas”.


Madrid, 9 de agosto 2011