jueves, 25 de agosto de 2011

Llamazares afirma que IU defenderá con uñas y dientes un referéndum y pide a los diputados del PSOE que voten en conciencia la reforma constitucional

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha asegurado que su formación “defenderá con uñas y dientes” la celebración de un referéndum sobre la reforma de la Constitución para introducir un techo de gasto, después de advertir que no está de acuerdo ni con la forma ni con el fondo del planteamiento que están haciendo José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, dado el acuerdo explícito entre la derecha y los socialistas para abordar este asunto.


Llamazares, en una rueda de prensa en Oviedo acompañado por el diputado autonómico Aurelio Martín, tildó de “fraudulenta y sumarísima” la tramitación parlamentaria que se va a llevar a cabo y anunció que IU presentará recursos ante la Mesa de la Cámara e intentará lograr los apoyos necesarios para hacerlo también ante el Tribunal Constitucional al considerar que el trámite de lectura única no se corresponde con una reforma que supone “cargarse el Estado de bienestar y que profundizará en la crisis económica”.


Opinó que la consolidación del déficit cero en la Constitución supondrá consolidar políticas de ajustes y recorte de derechos sociales ante cualquier crisis. “Es un ‘golpe de mercado’ contra la autonomía de la política y contra el Estado de bienestar europeo”, explicó, al tiempo que recordó que una modificación constitucional de este calado sólo se ha llevado a cabo en Alemania y que esta cuestión fue la que hizo fracasar en su día la aprobación de la Constitución Europea.


Gaspar Llamazares adelantó que IU promoverá la “movilización ciudadana”, ya que “es impresdincible en esta cuestión”. También buscará la “movilización de los diputados”, principalmente de los del Grupo Socialista, a los que apeló a su “voto individualizado y en conciencia” para que cada uno “se retrate” al margen de la disciplina de voto que marque su partido. Sólo así se podrá frenar “el nuevo ‘golpe de los mercados’ aceptado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, el PSOE y el PP”.


Mostró su convencimiento de que si todos los diputados votasen en conciencia, la reforma constitucional no se llevaría a cabo.


El parlamentario estatal de Izquierda Unida considera que la mejor forma de expresión de los ciudadanos es que los partidos incorporen la propuesta de la reforma constitucional en su campaña electoral y “que los ciudadanos decidan libremente en un referéndum”.


Llamazares se dirigió al candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien trasladó que la manera de llevar a cabo esta reforma “no es negociable” para IU y aclaró que esta formación política no permitirá que se “disuelva la responsabilidad” de lo que está ocurriendo.


Llamazares también pidió al Gobierno que dé a conocer ya la “carta bomba” que el Banco Central Europeo (BCE) envió al presidente del Gobierno y “que es donde se le imponen algunas medidas, lo que debe ser conocido por los ciudadanos”.


En su opinión, Rodríguez Zapatero se ha convertido en el “alumno más aventajado de las políticas neoliberales en Europa” y ha sucumbido a las presiones del BCE y del eje franco-alemán.


Oviedo, 25 de agosto 2011