jueves, 31 de marzo de 2011

Llamazares tacha de “hachazo brutal” el recorte en sanidad que pretende el Govern catalán y valora que CiU quiere facilitar“un nuevo nicho de negocio“

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha tachado hoy de “hachazo brutal que rompe el espinazo del sistema sanitario público catalán” los recortes en Sanidad que pretende hacer el Govern de CiU, encabezado por Artur Mas. A su juicio, lo que en realidad busca CiU con este tijeretazo a la atención sanitaria es facilitar a medio y largo plazo un “nuevo nicho de negocio” haciendo lo posible para deteriorar el sistema público y que los ciudadanos se pasen al sistema privado.


Llamazares realizó esta valoración durante la jornada sobre Sanidad organizada hoy por ICV-EUiA en el Parlament catalán con casi un centenar de especialistas y profesionales sanitarios, en la que detalló que con recortes de estas características –que se repiten en otras comunidades autónomas donde también gobierna la derecha pero del PP- “se quiere expulsar a las clases medias hacia el sistema privado en detrimento de la universalidad de la Sanidad Pública”.


Para el parlamentario de Izquierda Unida la reducción, de momento, del gasto sanitario catalán en un 10% es una “amputación, una cirugía de hierro que tendrá efectos muy negativos que no sólo afectarán a la calidad del sistema sino a la equidad y la universalidad del servicio público”.


Gaspar Llamazares considera que el Govern de CiU “sobreactúa” con los recortes previstos, para los que utiliza “como excusa la crisis económica y la necesidad de ajustar el déficit”.


Frente a esta política “no de austeridad sino de recortes para los más débiles” que pretende la derecha, Llamazares reivindicó para la Sanidad Pública una serie de cambios centrados en “una mejor financiación, la utilización más adecuada de los recursos tecnológicos y farmacéuticos, así como reorientar la atención al ciudadano primando la prevención”.


Barcelona, 31 de marzo 2011