viernes, 10 de septiembre de 2010

Llamazares afirma que "existe el compromiso de los grupos para que la reforma de la ley del tabaco se concluya en este periodo de sesiones"

El portavoz parlamentario de IU y presidente de la Comisión de Sanidad no descarta que pueda ampliarse el plazo de presentación de enmiendas más allá del día 17, pero estima que no habrá más retrasos pese a abrirse un breve periodo de comparecencias

(Madrid, 8 de septiembre 2010).- El presidente de la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, asegura que “existe el compromiso de los grupos parlamentarios para que la tramitación en curso de la reforma de la ley del tabaco en vigor esté concluida al final de este periodo de sesiones que concluye a final de año, para que el nuevo texto legal esté en marcha a comienzos de 2011”.

Tras la reunión de la Mesa y Portavoces de la Comisión de Sanidad celebrada esta mañana Llamazares asegura que “no se descarta que pueda haber alguna petición de ampliación más por parte de algún grupo del plazo de presentación de enmiendas parciales a esta ley, que en principio debería concluir el próximo 17 de septiembre”.
“No obstante –puntualiza- el compromiso de los grupos parlamentarios alcanza a que, de producirse esa ampliación del periodo de enmiendas, la misma no vaya más allá de finales de este mes de septiembre, para que podamos trabajar ya en firme sobre ellas el próximo mes de octubre”.
Al mismo tiempo, Llamazares explica que los grupos han acordado “abrir un plazo de comparecencias para que la comisión pueda escuchar la opinión de distintas personas que puedan aportar diferentes puntos de vista sobre la reforma. En todo caso, hay acuerdo para que estas comparecencias no se dilaten en el tiempo y retrasen los trabajos de la comisión”.
Estas comparecencias, sobre las que aún no hay nombres concretos, podrían producirse dentro de una misma reunión y, de todas formas, no influirían en el posterior desarrollo en el tiempo del debate y votación de las enmiendas parciales en los próximos meses.
Gaspar Llamazares insiste en que “existe una opinión mayoritaria para que la reforma de la ley salga adelante. En este proceso, como en cualquier otra reforma que se tramita a nivel de comisiones, habrá quienes se esfuercen más por clarificar los puntos de vista y conseguir una ley menos sujeta a vulneraciones y otros que quieran que la ley pueda seguir teniendo aspectos de ambigüedad. Nada nuevo en los debates parlamentarios”.
Ya expresando únicamente su opinión como portavoz parlamentario de Izquierda Unida, afirma que “la intención de nuestro grupo es de que no se vuelva a incurrir en los errores y carencias de que adolecía el anterior texto, que dejaba muy abierto a interpretaciones la definición de los lugares en los que se podría fumar o no”.
“Todos tenemos claro que lo que se persigue es proteger los derechos de los no fumadores y disuadir de su consumo a los jóvenes, todo ello sin vulnerar la libertad de elección de los que hayan decidido fumar, pero sin que impongan esa elección a terceros”, afirma.
El texto de la reforma prevista cuenta hasta ahora con el respaldo del Grupo Socialista y el de ERC-IU-ICV. Los grupos que se han opuesto lo han hecho hasta ahora más por razones de forma que de contenido, ya que consideraban que esta modificación se debía tramitar como proyecto de ley presentado por el Ejecutivo y no como proposición de ley para que su tramitación parlamentaria fuera más lenta.