viernes, 10 de septiembre de 2010

Llamazares acusa al gobierno en el congreso de "traición a los trabajadores y a la izquierda"

por la reforma laboral y los recortes en la prestación de 426 euros para los parados


El Pleno vota por unanimidad apoyar la solicitud del portavoz de IU de tramitar como proyecto de ley para introducir enmiendas al Real Decreto de la prestación para los desempleados que han agotado su prestación


Texto íntegro de la intervención de Gaspar Llamazares en el Pleno (9-9-2010)

(Madrid, 9 de septiembre).- Señor ministro, señorías, hoy para nuestro grupo parlamentario es un día negro para los trabajadores, un día infausto para los derechos y para las necesidades de los trabajadores en España, para la inmensa mayoría de la sociedad; en definitiva, para la sociedad española. Y lo es porque el ajuste que el Gobierno comenzó hace ya meses, un ajuste entonces compasivo, hoy se convierte, por mor de las medidas que vamos a votar en el día de hoy, en un ajuste antisocial, en el ajuste sin compasión.

Es un ajuste sin compasión con respecto al gasto público que tiene efectos relevantes, y los ha tenido a lo largo del verano, en las perspectivas de recuperación económica y de empleo, pero un ajuste también en relación con los derechos de los trabajadores y los derechos sociales. Se podría decir que es un día negro para los trabajadores, pero también es un día grave para el Gobierno porque rompe no solamente con los sindicatos, sino con su base social y con su base en los trabajadores. El Gobierno ha pasado el Rubicón y no tiene vuelta atrás.

Por si no fuera suficiente, además de la ‘contrarreforma laboral’, de la ruptura del Gobierno con los trabajadores, hoy el Gobierno trae aquí, en una de las últimas acciones del ministro de Trabajo, una propuesta que, en nuestra opinión, convierte, como he dicho antes, el ajuste compasivo en un ajuste antisocial pero, sobre todo, en una propuesta que traiciona los acuerdos alcanzados en esta Cámara.

No es verdad, señorías, que este decreto tenga algo que ver con la resolución adoptada en la Cámara. La resolución adoptada en la Cámara no lo era para una prórroga parcial del PRODI o de los 420 euros; no era una resolución para prorrogar de forma parcial esa medida, sino para mantener durante seis meses más esa medida, con particular atención a los mayores de 45 años con cargas familiares. Esa es la resolución de la Cámara.

Lo que en ningún caso dijo la resolución de la Cámara y ha impuesto el Ministerio de Economía y Hacienda, que se está convirtiendo en el ‘halcón’ del déficit público en nuestro país, es que aplicáramos hoy aquí la muerte súbita al PRODI y es lo que vamos a hacer. Lo que quieren hacer es prorrogar el PRODI de manera parcial y aplicarle la muerte súbita con la derogación de la disposición final tercera que preveía la prórroga de esta medida. Además, lo hacemos en el peor momento.

El ministro de Trabajo ha intentado excusarse, ha intentado argumentarlo con la mejora del empleo, pero incluso en el caso bastante improbable de que haya una mejora del empleo en el segundo semestre de este año, incluso en ese caso, en cálculos del propio ministerio, 700.000 trabajadores más perderán la protección por desempleo. Es decir, estaremos cerca de los 2 millones de trabajadores sin protección, sin subsidio de desempleo y precisamente cuando mayor es el número de desprotegidos quitamos la última barrera de protección que es el PRODI, que son los 420 euros.

Señoría, no cabe un ajuste con menos compasión con aquellos que no solamente tienen una mayor dificultad para la vida cotidiana, sino una mayor dificultad para la recolocación, y con efectos también sobre la economía porque los sindicatos ayer mismo hacían un cálculo de lo que supondría la pérdida de esa protección por desempleo a 700.000 trabajadores más a los cuales se les agota la protección y se les suprime el PRODI. El conjunto de esas medidas es un 1 % del Producto Interior Bruto de este país en demanda, señorías. Es decir, no solamente tomamos una medida injusta, sino que, además, proseguimos por el camino de deprimir la economía en nuestro país.

Creemos que es un grave error y nos sumamos a los sectores y a los grupos parlamentarios que además fuimos los que respaldamos el inicio de esta prestación y que en estos momentos estamos confusos, insatisfechos, yo diría que dolidos, con la traición por parte de quienes han acordado con nosotros no la prórroga parcial, sino la prórroga de este programa y tampoco han acordado con nosotros el cese súbito, la muerte súbita de este programa de protección.

Por lo tanto, no hay solamente ajustes sin compasión sino que hay, además, cambio de la ‘geometría variable’ por una aritmética conservadora. Ya han roto ustedes no sólo con los trabajadores sino también con la izquierda de la Cámara. No son fiables, llegan a un acuerdo y luego en el Consejo de Ministros le dan la vuelta y hoy intentan argumentarlo aquí en contra del texto del Congreso de los Diputados. No es de recibo, señorías.

Por eso no vamos a votar esta iniciativa y pediremos que se tramite como proyecto de ley. Siempre hemos considerado esta iniciativa necesaria, aunque insuficiente. Hemos reclamado que estos 420 euros se incorporen a las políticas activas, también a las políticas activas de empleo, que se integren con el resto de las políticas para que, en definitiva, haya una mayor protección a los trabajadores y una mayor vinculación entre esa protección y la formación de los trabajadores; y, además, hemos pedido que algunos que quedaban fuera, como los sujetos a subsidio agrario, se incorporaran a estas medidas de acuerdo con los propios sindicatos. No solamente no lo conseguimos con este decreto, no sólo no conseguimos avanzar en el sentido del estudio que lleva ya casi un año desde el mandato de la Cámara y que todavía no ha elaborado el Ministerio de Trabajo, sino que el Gobierno nos propone hoy un recorte de la protección parcial por desempleo y además la muerte súbita del mismo al cabo de seis meses.

Señorías, vamos a promover que esta iniciativa sea tramitada como proyecto de ley. Además, esta iniciativa -y termino- está enmarcada en una medida mucho más grave que se va a adoptar hoy. Hoy el Gobierno pasa el Rubicón y adopta una medida contra los intereses de los trabajadores que rompe con su base social. Señorías, la ‘contrarreforma laboral’ no va a crear más empleo, va a favorecer la destrucción de más empleo; la reforma laboral no va a lograr un empleo de calidad frente a un empleo precario; no va a superar la dualidad, sino que consagra el mismo número -o mayor- de contratos y, por lo tanto, una contratación de baja calidad a la carta; no va a fortalecer la representación colectiva de los trabajadores sino que va a individualizar esas relaciones y, en consecuencia, hacerlas más desequilibradas y más conflictivas.

Estas medidas, como he dicho antes, rompen con las necesidades y los intereses de los trabajadores, profundizan aún más la situación de crisis en nuestro país y convierten en su conjunto el día de hoy en un día negro, un día aciago para los trabajadores. Pero aunque no lo sepa y ahora proclame el beneficio del ajuste y del déficit con escasa convicción, el Gobierno ha pasado el Rubicón y no tiene vuelta atrás. Muchas gracias.