lunes, 5 de abril de 2010

Llamazares se siente cómodo en la IU de Cayo Lara pese a lamentar algún error

Madrid, 2 abr (EFE).- El diputado de IU, Gaspar Llamazares, asegura sentirse cómodo en la Izquierda Unida que dirige su sucesor, Cayo Lara, pese a que cree que se ha cometido algún error como desperdiciar un valor de esta fuerza política como Inés Sabanés.

Llamazares se expresa así en una entrevista con Efe en la que se muestra convencido de que la crisis económica ha probado que es imprescindible refundar la izquierda.

Desde que abandonó el puesto de coordinador general de IU, Llamazares dice que ha querido aportar al seno de su formación "responsabilidad" y demostrar que no estar de acuerdo con todo "no significa abrir una guerra".

Aún así, lamenta algunas decisiones, como la que adoptó la dirección de IU de Madrid de apartar a Inés Sabanés, hasta hace unos meses portavoz de la formación en la Asamblea madrileña.

Desde su punto de vista fue un "error" que IU-Madrid "desperdiciara un valor como Sabanés", una decisión que "no se compromete con la refundación" interna que busca Izquierda Unida, donde "deberían caber las distintas sensibilidades" que hay en su seno.

Además, Llamazares avisa que la izquierda sólo arrebatará la Comunidad a Esperanza Aguirre si pone al frente a sus "mejores personas", como Sabanés.

Personalmente, Llamazares insiste en asegurar que se siente "cómodo" en la IU que actualmente dirige Cayo Lara.

"Nunca he estado incómodo; incluso cuando estaba en el ojo del huracán estuve siempre cómodo, asumí tanto los aspectos positivos como los negativos, y siempre me pareció que había más aspectos positivos", subraya.

Con todo, no desvela si cuando termine esta legislatura seguirá dedicado a la política -decisión que deja a sus compañeros de formación- o si volverá a su profesión en el ámbito de la salud.

Tampoco es una decisión que le inquiete: "Voy a terminar mi trabajo estos dos años que quedan de legislatura y luego veré -insiste- porque no veo que haya que estar en la política porque sí: hay que estar en tanto tus compañeros quieren y tú tienes ganas, y tampoco hay que eternizarse".

El portavoz de IU en el Congreso cree que la crisis económica internacional ha provocado un "refuerzo" de las políticas de derecha mientras la izquierda parece estar "débil", cuando no "ausente", por lo que ha subrayado que es "imprescindible" una refundación de sus propuestas.

A su juicio, el centro izquierda -donde ubica al PSOE- está "totalmente desorientado" y "sólo recurre a medidas tópicas como las neoliberales", y la izquierda alternativa -donde sitúa a IU- mantiene sus ideas y valores, pero tiene pocos medios para contribuir a mejorar la situación.

"Los valores siguen siendo actuales, los principios también, pero las medidas y las propuestas tienen que adaptarse a una nueva situación social", remarca, antes de apuntar que también las formas organizativas de la izquierda deben superar el siglo XIX porque "la economía, la sociedad y los medios de comunicación son del siglo XXI".

Un proceso de refundación que debe hacerse en toda Europa, donde la izquierda "ha ido perdiendo pie" desde los años setenta y en el que Izquierda Unida está inmersa.