viernes, 15 de julio de 2011

Llamazares muestra el “rechazo de plano de IU a la privatización de AENA aeropuertos por razones de defensa de lo público y de seguridad”

El portavoz parlamentario de IU “comprende” que José Blanco “se haya estrenado así como portavoz y le haya ahorrado el trago a Rubalcaba. Cuando alguien vende patrimonio público y trata de ponerse el taje de adalid de la izquierda lo único que le puede pasar es que le aprieten las costuras”.


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha “rechazado de plano la privatización de la sociedad Aena Aeropuertos y la creación de las dos sociedades concesionarias para iniciar la licitación de los aeropuertos de la red de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat”, todo ello aprobad hoy en el Consejo de Ministros.


Llamazares explica que “la primera razón de peso que en IU tenemos para oponernos a esta privatización es por una clara defensa del mantenimiento del patrimonio público y su gestión completa. Resulta chusco que el ministro Blanco justifique precisamente que enajena los aeropuertos por razones de ‘interés público’ cuando el único motivo es plegarse a la exigencia de los mercados de ‘hacer caja’ y dar otra vuelta de tuerca a debilitar el Estado para que las empresas privadas tengan otro nicho de negocio”.


“En segundo lugar –señala el parlamentario de IU- lamentamos profundamente, y de aquí en adelante estaremos especialmente vigilantes sobre ello, en que el planteamiento del Gobierno de maximizar los ingresos y aumentar la competitividad con esta venta no se haga también a costa de rebajar la seguridad, algo fundamental en un sector tan especializado como éste. Haría bien el Gobierno del PSOE si, además de mirar la chequera de los posibles compradores, está atento a su solvencia técnica”.


Gaspar Llamazares muestra su “comprensión” por el hecho de que “José Blanco se haya estrenado como portavoz del Gobierno con lo que, lo llame como lo llame y ponga el porcentaje que ponga, no es más que una privatización, y le haya ahorrado este trago a su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba. Cuando alguien vende patrimonio público y trata de ponerse el traje de adalid de la izquierda lo único que le puede pasar es que le aprieten las costuras”.


Madrid, 15 de julio 2011