martes, 12 de julio de 2011

IU-ICV saca adelante su propuesta de condicionar las subvenciones a la Academia de la Historia a que revise su Diccionario Biográfico

El Congreso aprueba un texto único pactado por IU-ICV con el Grupo Socialista en el que se insta al Gobierno a “exigir la interrupción de la difusión” de la polémica obra hasta que se pronuncie sobre su contenido una “Comisión Científica compuesta por historiadores de reconocido prestigio, que revise aquellas entradas en las que se detecte falta de objetividad de los trabajos académicos”.


El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy una proposición no de ley para hacer frente y enmendar los textos incluidos en el Diccionario Biográfico Español elaborado por la Real Academia de la Historia que se considera se “han apartado del necesario rigor y objetividad” y para impulsar los trabajos que ya ha comenzado la comisión creada por la propia Academia para analizar las entradas más polémicas. IU-ICV ha sacado adelante su propuesta de “condicionar la subvención prevista en los Presupuestos Generales del Estado” que ésta recibe hasta que sea revisado el Diccionario Biográfico, “a más tardar en el mes de octubre”.


La redacción definitiva de la proposición no de ley aprobada ha sido fruto de un texto transaccional pactado entre IU-ICV y el Grupo Socialista, a partir de las dos iniciativas parlamentarias presentadas por ambos por separado y las posteriores enmiendas pactadas.


El proyecto de este Diccionario Biográfico surge de un convenio suscrito con el Gobierno en 1999, por el que se encargó la obra con la idea de dar una “versión ecuánime” sobre las biografías que contendría. El Ministerio de Educación concedió a la Academia 4,80 millones de euros entre 1999 y 2006, a los que se han sumado otros 989.810 euros en subvenciones entre 2007 y 2011.


En el texto definitivo se pide al Gobierno “exigir la interrupción de su difusión, en España y en el extranjero, hasta que exista un pronunciamiento de la citada Comisión Científica y se haya producido la mencionada revisión”.


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, calificó durante su intervención en el Pleno la actuación de la Real Academia de la Historia como un “escándalo público”, al tiempo que denunció el “enfoque apologético de la dictadura franquista” y la falta de rigor en ciertas entradas.


Para Llamazares, las definiciones que el Diccionario incluye de algunas personalidades relevantes de la reciente historia española están plagadas de “interpretaciones, valoraciones y juicios personales”.


En la misma línea, denunció la voluntad de algún autor de “propagar la tesis del franquismo” y ensalzar al dictador con argumentos propios de la “extrema derecha”.


Madrid, 12 de julio 2011