martes, 25 de mayo de 2010

Llamazares requiere información al Gobierno para saber si piensa contribuir a la protección de la "Flotilla de la libertad"

que le lleva ayuda humanitaria a Gaza

Cerca de una decena de barcos de distintos países partieron el pasado fin de semana con la intención de llegar a la Franja de Gaza en los próximos días, mientras el Gobierno de Israel ya ha advertido que impedirá la entrega de la ayuda humanitaria

(Madrid, 25 de mayo 2010).- El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha registrado una pregunta parlamentaria al Gobierno en la que le requiere información para conocer si piensa contribuir a la protección de la denominada ‘Flotilla de la Libertad’ que partió el pasado fin de semana desde distintos puertos del Mediterráneo con dirección a la Franja de Gaza para trasladar ayuda humanitaria a la población palestina.

En concreto, Llamazares se centra en tres cuestiones que considera fundamentales:

“¿Qué protección española y europea van a recibir los barcos con ayuda humanitaria, con pasajeros pacifistas, que quieran acceder a Gaza?

¿Hay previsto algún tipo de apoyo de la flota militar española o internacional a esos buques con ayuda humanitaria que se dirigen a Gaza por aguas internacionales?

¿Ha existido comunicación con el Gobierno israelí para que abandone la posibilidad de ataque, secuestro o interferencia de buques con ayuda humanitaria a Gaza?”

Cerca de una decena de embarcaciones de diferentes países partieron el fin de semana hacia la Franja de Gaza desde distintos puertos con toneladas de suministros médicos, equipos de construcción, material educativo y ayuda humanitaria. La llamada ‘Flotilla de la Libertad’ está organizada por distintos movimientos y organizaciones internacionales, entre los que se encuentra el Movimiento Free Gaza. Supone la mayor acción coordinada realizada hasta el momento para intentar romper el bloqueo marítimo de Gaza que ejecutan las fuerzas armadas israelíes.

Se da la circunstancia de que el Gobierno de Israel ya ha advertido que las embarcaciones serán interceptadas antes de que puedan llegar a territorio palestino.

En la expedición, que discurrirá por aguas internacionales, viajan cerca de 750 personas de 60 nacionalidades, entre los que, además de activistas de las organizaciones pacifistas, se encuentran periodistas, representantes del mundo de la cultura y parlamentarios europeos.

El ‘Mavi Marmara’ es el barco de nacionalidad turca que lidera la expedición. Salió del puerto de Estambul el pasado sábado y a él se unirán en las próximas horas el resto de la flotilla internacional con nueve embarcaciones con banderas de Turquía, Kuwait, Argelia, Irlanda, Grecia y Reino Unido. Una de estas naves ha sido bautizada como “8.000”, como homenaje a los 8.000 prisioneros palestinos que se encuentran en cárceles israelíes.

Gaspar Llamazares recuerda al Gobierno en su iniciativa que “Gaza sufre un asedio ilegal por parte de Israel. La Unión Europea y las Naciones Unidas han reclamado que se ponga fin a este bloqueo. Tras los bombardeos israelíes de diciembre de 2008 a enero de 2009 las infraestructuras en la zona fueron destruida y los bienes de uso cotidiano son escasos”.

Recuerda que las autoridades de Israel “dejan entrar a cuentagotas mercancías y alimentos, muchas veces en función del interés crematístico de su propia economía, con clara colonización y jibarización de la ayuda internacional. Los túneles de contrabando son una espita a las necesidades de la población que no tendrían sentido si la Comunidad Internacional lograse que las fronteras se abrieran”.

Llamazares respalda “iniciativas ciudadanas como la que se está llevando a cabo con participación del Movimiento Free Gaza para romper el bloqueo. Hay que señalar que otra posibilidad, ahora inviable, sería la utilización del aeropuerto de Gaza, construido por España pero que fue destruido gratuitamente por las fuerzas israelíes. Los ciudadanos españoles esperan que su Gobierno reclame al israelí las indemnizaciones correspondientes”.