miércoles, 28 de septiembre de 2011

Llamazares advierte que puede haber “un conflicto social si la solución a la crisis es recortar a los de abajo”

Gaspar Llamazares, portavoz parlamentario de IU y candidato al Congreso por Asturias, ha advertido hoy que en España puede ocurrir algo parecido a Grecia “no en términos económicos sino en términos de cohesión social. Si la solución a la crisis es recortar a los de abajo, a los trabajadores, los pocos mecanismos de cohesión social que tenemos, nos vamos a encontrar con un conflicto social”.


Durante la entrevista en ‘Los desayunos de TVE’ Llamazares explicó que hasta ahora ha habido en nuestro país una contestación muy pacífica en las calles, que pone en duda la política económica y la forma política del país, aunque de continuar los recortes en sanidad, educación y los servicios sociales puede estallar el conflicto social.


Para el candidato por Asturias esos servicios sociales, la sanidad y la educación son “mínimos sociales de garantía a los ciudadanos y elementos de cohesión social y territorial”. Si se recortan estos derechos, los ciudadanos podrán cambiar su actitud. Además, advirtió que esta política esconde “intereses de sectores minoritarios que aprovechándose de la política de ajustes quieren hacerse con sectores que son de interés social, como la sanidad o la educación”. Estas empresas pretenden, “convertirlo en su negocio”.


Ante esta situación, Llamazares apeló a que no existe una única forma de salir de la crisis en España y en Europa. Advirtió que esta salida que plantea la Unión Europea produce “más paro, más desigualdad y desmonta el Estado de bienestar, además de ser garantía de un conflicto social”. Es necesario, dijo, otra política económica, de impulso público de la economía de la salida de la crisis, una política que no sólo se plantee en términos de recorte, sino de ingresos.


El portavoz parlamentario de IU expuso la necesidad de que se lleve a cabo una reforma fiscal en profundidad ante el “totalmente injusto” sistema actual. “Los que tienen más renta pagan justo la mitad de los que no tienen renta. Pagan la mitad y eso es un escándalo”, puso como ejemplo. Además de este cambio en el sistema tributario, abogó por terminar con un fraude fiscal, que en estos momentos es de más de 60.000 millones de euros, de los que se podrían recuperar alrededor de un 30%, tal y como valoran los propios inspectores de Hacienda.


Gaspar Llamazares criticó al Partido Socialista por aplicar una política en la que “todos los días hace algo para que gobierne la derecha en nuestro país”.


Del mismo modo, mostró su total confianza en que Izquierda Unida tendrá un buen resultado en las elecciones generales del 20-N. “Merece tenerlo por su coherencia y por haber defendido a los ciudadanos frente a los mercados, cuando otros, como el Gobierno del PSOE, han traicionado a los ciudadanos con los mercados”.


Madrid, 28 de septiembre 2011