sábado, 24 de septiembre de 2011

Llamazares plantea a candidatos de todas las fuerzas asturianas al 20-N un pacto en defensa de infraestructuras, educación, sanidad y espacio natural

Nada más ser elegido cabeza de lista de IU Asturias al Congreso, propone al resto de aspirantes asturianos de los otros partidos firmar ante notario un compromiso de ejecución de los fondos mineros.

Gaspar Llamazares ha comenzado con fuerza la precampaña electoral para los comicios generales del 20-N en Asturias. En su intervención ante el Consejo Político de IU Asturias que le eligió por unanimidad de los 80 miembros presentes como cabeza de lista al Congreso de los Diputados, Llamazares propuso a los candidatos del resto de formaciones un pacto para la defensa de tres prioridades básicas: las infraestructuras, la educación y la sanidad públicas, y la protección del espacio natural. “Todo esto lo podemos defender de manera conjunta los diputados asturianos, independientemente del grupo donde nos adscribamos”, indicó.


Además, el actual portavoz parlamentario de IU planteó también al resto de aspirantes asturianos a un escaño en el Congreso firmar ante notario un compromiso de ejecución de los fondos mineros para que “gobierne quien gobierne no sean el ‘cuento de la buena pipa’ y se queden muchos compromisos en los papeles y casi nada en la práctica”.


El dirigente federal agradeció la confianza mostrada por sus compañeros e indicó que espera “hacer honor” a ella. Tras su elección aseguró que “quiero ser el candidato de los ciudadanos y de Asturias, no un diputado mudo. Soy rebelde como son los ciudadanos y estoy indignado con el golpe de los mercados y el bipartidismo. Entre todos debemos contribuir a la reconstrucción de la izquierda”.


Indicó que no estamos ante unas elecciones más. “Son unas elecciones constituyentes; se producen después de una reforma de la Constitución española a instancias de los mercados y en un país vapuleado por el bipartidismo”. Del mismo modo, expresó su compromiso con “la regeneración democrática de este país y la unión de la izquierda al margen del PSOE”.


Gaspar Llamazares se comprometió a acabar con el “parlamentarismo de sillón” y ser “de caleya e interactivo”, como lo fueron Horacio Fernández Inguanzo, Laura González o ‘El Polesu’. Recalcó la necesidad de la reconstrucción de la izquierda que ha sido “gravemente afectada por las políticas socialistas que la han debilitado y sólo han supuesto poner una alfombra azul al PP para llegar al poder”.


Madrid, 24 de septiembre 2011