martes, 13 de septiembre de 2011

IU logra introducir importantes cambios para agilizar las ayudas a los damnificados en el terremoto de Lorca

Se acompaña el texto íntegro de la intervención en el Pleno del portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares.


Izquierda Unida, a través de su portavoz parlamentario, Gaspar Llamazares, ha logrado introducir importantes modificaciones durante el debate en el Pleno del Congreso para agilizar las ayudas a los damnificados en los terremotos de Lorca del pasado mes de mayo. IU presentó una enmienda transaccional que contaba de antemano también con el apoyo de PSOE y PP, y a la que se sumaron también en la votación el resto de grupos para que la proposición de ley que modificaba fuera aprobada finalmente por unanimidad en la Cámara.


El nuevo plan con medidas resultante para apoyar a los vecinos de Lorca y reactivar la economía de la comarca incluye, entre otras, la exigencia al Gobierno de que evalúe en dos semanas la aplicación del real decreto aprobado en mayo y que elabore en los 15 días siguientes un plan concreto, junto al Gobierno autonómico y al Ayuntamiento. También se insta al Ejecutivo central a preparar en siete días un plan de construcción de casas para quienes la han perdido, en colaboración también con la administración regional y local.


Este plan entre las tres administraciones deberá recoger medidas complementarias a las ya aprobadas para paliar las necesidades de financiación y los costes directos e indirectos de ayudas para las viviendas, la reparación de centros escolares, de salud y otras dotaciones públicas, así como apoyo al tejido productivo, con medidas financieras y fiscales para empresas y comercios. Se pondrá en marcha también un Plan de Empleo para los años 2012 y 2013 e inversiones complementarias.


El llamado Plan Lorca deberá recoger además compromisos de financiación para los próximos tres años, así como modificaciones legislativas que supongan ayudas y apoyo a los particulares y a la actividad económica.


Los seísmos del 11 de mayo causaron nueve víctimas mortales, casi 300 heridos y daños directos e indirectos evaluados en unos 1.200 millones de euros, provocaron el derribo de más de 1.000 viviendas y 25.000 casas se vieron afectadas en distinta consideración. Además de 708 comercios (el 24% cerró sus puertas), 85 industrias, 210 negocios de hostelería y 482 empresas de servicios sufrieron daños de diversa consideración.



INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DE GASPAR LLAMAZARES


Señorías, señora proponente del Grupo Parlamentario Popular, nosotros hemos presentado una enmienda a esta iniciativa que pretende un plan adicional para Lorca. Hemos presentado una enmienda por razones de forma y de fondo, razones que hemos expresado en el Parlamento de la Región de Murcia y también en el debate parlamentario del decreto puesto en vigor para afrontar la catástrofe consecuencia del terremoto. Como digo, hemos presentado una enmienda y, al final, podríamos decir aquello de que todo está bien si bien acaba, porque en principio la iniciativa a nosotros no nos ha gustado, he de decirlo así.


No nos gusta la iniciativa porque estábamos quejosos de que un decreto que transformamos en un trámite de proyecto de ley estuviera paralizado en el Congreso de los Diputados. Y dirán ustedes, señores del Grupo Parlamentario Popular, que por eso han presentado la iniciativa. Bien, pero es que esa iniciativa debería haber contado con los grupos parlamentarios, con los grupos municipales, al menos de Lorca y de la Región de Murcia y no presentarla como si fuera una iniciativa personal, política, de alguna manera unilateral, del Partido Popular. Creo que todos estamos perdiendo la cabeza en esta precampaña electoral, donde hay candidatos que se creen miembros del Gobierno y otros que ya se creen Gobierno sin haberse sometido a las elecciones. Creo que era un mal inicio adoptar una iniciativa de estas características, unas características que deberían ser unitarias, como una enmienda o una iniciativa de carácter unilateral, pero, como digo, bien está si bien acaba tanto el bloqueo del decreto-ley como trámite parlamentario como la iniciativa del grupo parlamentario.


Hemos llegado a un acuerdo -bienvenido sea- y en ese acuerdo hay tres aspectos fundamentales. Uno de ellos tiene que ver con la necesidad más urgente, la de las viviendas, el realojo de los afectados por el terremoto. Parece mentira que en estos momentos sea más importante el mercado que las necesidades sociales. En ese sentido va esta primera enmienda de que en siete días esté encima de la mesa un plan de vivienda.


En segundo lugar, ya que el real decreto no se tramita como proyecto de ley, debe evaluarse para ver qué cosas han sido insuficientes y qué cuestiones han quedado obsoletas. En ese sentido también recogemos otra de las enmiendas de los grupos parlamentarios.


Por último, un plan de actuaciones complementarias que, como he dicho, hemos discutido en el debate de investidura en el Parlamento murciano, pero que el Partido Popular ha tomado la decisión unilateral de trasladarlo a esta Cámara. Como digo las formas son mejorables.


Pero también es mejorable el fondo, señorías. Nosotros dijimos en el debate del real decreto que las cuantías de indemnizaciones eran insuficientes -aunque estén condicionadas por la ley-, que los créditos urgentes a damnificados deberían liberarse ya para las personas que no tengan medios, que la comisión mixta debería haberse puesto en marcha en relación con el patrimonio histórico, y que debería ponerse en marcha igualmente una actualización del mapa de riesgo sísmico en nuestro país.


Esas fueron enmiendas que presentamos al decreto y que no fue posible discutir ni incorporar porque el decreto ha quedado prácticamente paralizado. Esperemos que esta iniciativa de la mayoría de los grupos parlamentarios de la Cámara logre dinamizar un plan adicional para Lorca.


Consideramos que este plan adicional debería cuantificarse en 2.000 millones de euros, aunque desgraciadamente hemos tenido que dejar la cuantificación a reservas de la negociación posterior. Creemos que debería tener dos líneas fundamentales: en primer lugar, la línea de política de vivienda, con vivienda de alquiler para realojar a los ciudadanos afectados como medida de urgencia; y en segundo lugar, las políticas de reactivación económica para que Lorca logre recuperar el dinamismo previo al terremoto. Creemos que esas propuestas se han incorporado a la enmienda transaccional, y por eso vamos a votar favorablemente esta iniciativa por el bien de los ciudadanos, y en menor medida como posición política de parte. En estas materias que tienen que ver con catástrofes bien haríamos si las posiciones políticas fueran de ciudadanía y no de parte. Muchas gracias.


Madrid, 13 de septiembre 2011