jueves, 15 de septiembre de 2011

El Congreso aprueba por unanimidad la iniciativa para reconocer el Derecho Humano a la Paz cuya tramitación ha impulsado IU

Llamazares destaca que la iniciativa “será una herramienta provechosa al establecer este derecho como factor de cambio, de cooperación y de solidaridad entre los pueblos”.


La Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad una proposición no de ley impulsada en su origen por Izquierda Unida, a través de su portavoz parlamentario Gaspar Llamazares, de reconocimiento del Derecho Humano a la Paz. La proposición debatida había sido registrada finalmente en junio también con las firmas del BNG, PNV y PP. Al final el Grupo Socialista también se adhirió a la misma.


La iniciativa ha seguido su tramitación en la Cámara Baja pese a las reservas iniciales expresadas por el presidente del Gobierno y el Ministerio de Exteriores, con el argumento de que este derecho se encuentra todavía en estado embrionario, y pese a que España votó en contra de la codificación de este nuevo derecho en el marco del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.


La proposición insta al Gobierno a apoyar la codificación oficial del derecho de los pueblos y de las personas a la Paz, y a incorporarse al Grupo de Estados Amigos a favor de ese objetivo en el seno del Consejo de Derechos Humanos, de tal modo que pueda ser aprobada por la Asamblea General de la ONU y llevada a la Declaración Universal de Derechos Humanos y a la Constitución Española.


En su intervención, Gaspar Llamazares destacó el acierto de esta decisión que tiene su epicentro en España a través de los esfuerzos realizados por la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos (AEDIDH). Ésta ha sido la promotora de este nuevo derecho de segunda generación con sendas declaraciones aprobadas en Luarca, Bilbao y Santiago de Compostela, refrendadas por la Junta del Principado de Asturias, el Parlamento de Cataluña y el Cabildo insular de Tenerife, además de contar con el apoyo de varios cientos de ONG en todo el mundo.


Llamazares valora que la aprobación de esta iniciativa “será una herramienta provechosa para un mejor conocimiento y transformación del mundo de la paz, gracias a la eficaz aplicación de este principio como factor de cambio, de cooperación y de solidaridad entre los pueblos”.


“También será una importante contribución –expone- para superar las dificultades que encuentran los Estados y las organizaciones internacionales en su empeño por lograr el arreglo pacífico de controversias que reclama el artículo 2 de la Carta de Naciones Unidas”.


El texto aprobado ahora por el Congreso será presentado el 21 de septiembre en un acto que se celebrará en el Palacio de las Naciones de Ginebra con motivo del Día Internacional de la Paz, organizado por las Misiones Permanentes de Costa Rica y España, en coordinación con la AEDIDH y la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra.


La Mesa del Congreso, sin embargo, rechazó el 13 de septiembre con los votos del PSOE y del PP la solicitud cursada por la AEDIDH de celebrar un acto similar en las dependencias de la Cámara Baja.


Madrid, 15 de septiembre 2011