miércoles, 19 de enero de 2011

Llamazares lleva al Pleno la proposición de ley de IU-ICV para endurecer las incompatibilidades de ex presidentes del Gobierno y cargos públicos


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, logró hoy en la Junta de Portavoces que el Pleno del Congreso tenga que discutir el próximo martes día 25 una proposición de ley de carácter orgánico elaborada por IU-ICV que busca endurecer el régimen de incompatibilidades de los cargos públicos. La propuesta dedica una parte especial a los ex presidentes del Gobierno para que se sustituya la pensión vitalicia de la que disfrutan actualmente por una indemnización similar a la de otros altos cargos, nunca superior a los dos años e incompatible con el trabajo en el sector privado.


Esta iniciativa fue registrada por IU-ICV, a través del Grupo Parlamentario que comparten con ERC, en noviembre de 2008 y admitida a trámite por la Mesa de la Cámara concretamente el día 10 de ese mismo mes. El retraso en su debate se debe simplemente al hecho de que, al tratarse de una proposición de ley de carácter orgánico, IU-ICV sólo pueden presentar una iniciativa de estas características al año, con lo que es muy posible que esta sea la última que les corresponde esta legislatura.


IU-ICV demuestran así que fueron pioneros en tratar de regular algo tan importante para la opinión pública como las incompatibilidades de altos cargos. Este tema está hoy de plena actualidad, sobre todo tras conocerse hace unos días los polémicos ‘fichajes’ de los ex presidentes Felipe González y José María Aznar por parte de dos grandes compañías energéticas.


Los dos ex jefes de sucesivos gobiernos de PP y PSOE percibirán altísimas remuneraciones privadas -Aznar como asesor externo de Endesa y González al entrar en el Consejo de Administración de Gas Natural-Fenosa- compatibles con sus pensiones vitalicias de más de 80.000 euros a las que ya han asegurado que no piensan renunciar.


Gaspar Llamazares indicó hoy en rueda de prensa tras la reunión de la Diputación Permanente del Congreso que “el sistema de incompatibilidades necesita de una clara actualización y mejora, aunque sea austero y transparente”. El diputado de IU insistió en que lo principal es “despejar cualquier duda y evitar duplicidades en las que se puede confundir lo público con lo privado”.


Llamazares está de acuerdo en que los ex presidentes mantengan “una dignidad económica” cuando abandonen su cargo “pero no de carácter vitalicio y menos compatible con otras percepciones procedentes de la empresa privada. Si se hace de otra manera se puede crear alarma social ya que los ciudadanos ven que hay una confusión entre lo público y lo privado”.


El portavoz parlamentario de IU ya valoró la semana pasada que para interpretar los ‘fichajes’ de Aznar y González hay que tener muy en cuenta que ambos “tuvieron mucho que ver desde sus importantes cargos públicos con el rosario de privatizaciones que enajenaron el patrimonio público, a veces en condiciones muy oscuras. Tras ese pasado, su incursión ahora en el sector privado energético es éticamente reprobable”.


Llamazares consideró que estas grandes compañías “fichan a estos políticos por su nombre y por sus agendas de contactos, se supone que bien surtidas, y parece bastante claro que se busca tener acceso a la posibilidad de supuestos tratos de favor para el futuro”.


El dirigente de IU insistió en que, pese a no negar la “legalidad técnica” de ambos ‘fichajes’ “otra cosa es dónde queda su ética política y, lo que es más importante, el flaco favor que hacen a la imagen de la política en España, ya bastante deteriorada por las actuaciones de algunos y la falta de respuesta que se dan desde sus partidos”.


Madrid, 19 de enero 2011