viernes, 14 de enero de 2011

Llamazares desmiente que el Gobierno haya mantenido algún contacto hasta ahora acerca de la negociación con los agentes sociales sobre las pensiones


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, desmiente que “algún miembro del Gobierno se haya puesto en contacto con nosotros por los distintos canales habituales que son de sobra conocidos por Moncloa para ponernos al día o tratar cualquier asunto relacionado con la negociación que se lleva a cabo con los agentes sociales para alcanzar un acuerdo sobre la reforma de las pensiones”.


Llamazares sale así al paso de las declaraciones efectuadas hoy por el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros donde aseguró que sobre este asunto desde el Gobierno se ha contactado ya con todas las fuerzas políticas. “Entendemos –afirma Llamazares- la necesidad de discreción en todo lo que tiene que ver con estos temas para que se pueda llegar a un acuerdo que beneficie a los trabajadores y a los futuros pensionistas. Pero esta discreción no puede ir acompañada de afirmaciones en las que se falta a la verdad y en las que se pretende involucrar a otras fuerzas políticas, a no ser que con ello se busquen unos objetivos que nosotros desconocemos y de los que somos completamente ajenos”.


El portavoz parlamentario de IU reconoce que recibió una llamada telefónica proveniente de fuentes de Interior el pasado lunes -el mismo día en que ETA hizo público su comunicado en el que anunciaba el alto el fuego-, y que el contacto no se pudo concretar finalmente por imposibilidad de ambas partes. “Como también se ha asegurado hoy en la rueda de prensa de Moncloa, esperamos estar entre las formaciones a las que el vicepresidente y ministro del Interior acabe de informar este fin de semana sobre todo lo relativo a la lucha antiterrorista. Con ello cumpliría su obligación en relación a este delicado asunto dada la responsabilidad que ocupa, aunque se lo agradecemos igualmente”.


Madrid, 14 de enero 2011