domingo, 16 de enero de 2011

El Gobierno excluye de los Presupuestos Generales 2011 el pacto alcanzado con IU para considerar familia numerosa a las monoparentales con dos hijos

Gaspar Llamazares tacha de “muy grave” este hecho y anuncia que exigirá explicaciones al Ejecutivo por romper un acuerdo y sacarlo del texto de los PGE después de que estuviera plasmado en los de 2008, 2009 y 2010, y los socialistas se negaran a cumplirlo durante tres años seguidos.


El Gobierno ha dejado fuera del texto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2011 el pacto alcanzado con IU-ICV para que las familias monoparentales con dos o más hijos sean consideradas familias numerosas y disfruten de los mismos beneficios ya reconocidos a este colectivo. Se da la circunstancia de que este mismo acuerdo ya fue incluido como una disposición adicional en los Presupuestos Generales de 2008, 2009 y 2010, aunque luego el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero se negó a ponerlo en práctica durante esos tres años seguidos. Ahora, ha optado por excluirlo de la redacción de los PGE que entraron en vigor el pasado 1 de enero.


El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, impulsor de esta medida ya en las negociaciones mantenidas en 2007 para los Presupuestos del año siguiente –la enmienda presentada por esta formación fue aprobada entonces por primera vez y recogida en los PGE de 2008 como disposición adicional septuagésima- considera “muy grave lo que ha ocurrido”.


“Tras tres años de incumplimientos por parte del Ejecutivo socialista de una demanda muy importante para las familias monoparentales, conseguimos el compromiso de que 2011 sería el año definitivo para la entrada en vigor. Ahora hemos descubierto que este acuerdo ha sido escamoteado en el texto de los Presupuestos, lo que va a suponer que se esfumen las esperanzas que muchas familias, más ahora en tiempos de graves crisis económica, tenían puestas en esta medida que siempre ha defendido Izquierda Unida”, afirma.


La batalla de IU por las familias monoparentales arrancó en 2007 cuando una reforma en materia de Seguridad Social incluyó que se ampliara la consideración de familia numerosa a las personas viudas con dos hijos. “Consideramos entonces –afirma Llamazares- que las familias monoparentales debían tener esos mismos derechos y reconocimiento y nos pusimos manos a la obra”.


Tras presentar una enmienda a los sucesivos Presupuestos y lograr que se aprobara en los de 2008, 2009 y 2010 Gaspar Llamazares señala que “vimos con estupor tres años seguidos que el Gobierno socialista no tenía ninguna intención de aplicarla, pese a presumir de forma reiterada de sus políticas sociales. Además, no nos daban ninguna explicación de los motivos por lo que lo hacían”.


Llamazares señala que “vamos a exigir todas las explicaciones oportunas al Gobierno por lo que ha pasado y esperamos que la ministra Pajín, de quien dependen estas políticas, tengo algo interesante que decir y alguna respuesta directa que ofrecer a las miles de familias monoparentales que lo van a tener mucho más duro ahora”.


El pasado mes de noviembre de 2010, IU-ICV de nuevo negoció y consiguió que se aprobara por cuarta vez una enmienda en la que se señalaba que “el Gobierno, en el plazo de un mes desde la entrada en vigor de esta ley, dará cumplimiento a la disposición adicional septuagésima de la Ley de PGE para el año 2008 y a la disposición adicional sexagésima cuarta de la Ley de PGE para el año 2009, llevando a cabo las oportunas modificaciones legales para que las familias monoparentales con dos hijos a cargo tengan la consideración de familia numerosa”.


Izquierda Unida hizo público este acuerdo a través de una nota de prensa fechada el 4 de noviembre del año pasado. Días después, el 15 de noviembre, el Grupo Parlamentario Socialista -a través de su Boletín Informativo semanal que reparte a los medios en el Congreso- hacía lo propio y señalaba, excluyendo nombrar al autor original de la iniciativa, que “el PSOE ha pactado la consideración de familia numerosa a las familias monoparentales con dos hijos a cargo”. El Grupo Socialista situaba esta medida dentro de unos Presupuestos Generales para 2011 que calificaba “con responsabilidad social” y aseguraba que “pese a la austeridad a la que obliga el compromiso de reducción del déficit público al 6% las cuentas públicas arrojan una apuesta poderosa por la cohesión social”.


Madrid, 16 de enero 2011