viernes, 11 de junio de 2010

Intervención íntegra del portavoz parlamentario de Izquierda Unida durante la Sesión de Control al Gobierno en el Congreso

(Madrid, 9 de junio 2010).- Señor presidente del Gobierno: ¿Cuánto vale su palabra ante esta Cámara? ¿En qué quedó aquello de la salida social a la crisis? ¿Qué fue de la apuesta por el diálogo y la concertación social en materia laboral o en materia de pensiones, cuando amenaza usted con medidas unilaterales? ¿En qué quedó su confianza en esta Cámara?

Usted dijo que no cambiaría. Sin embargo, La Moncloa y la crisis le han cambiado. No ha dicho la verdad sobre la crisis, ha renunciado a controlar a los mercados, y los mercados se han configurado como un arma de destrucción masiva de empleo y también de ingresos fiscales. Se ha convertido usted ahora, al final, en el arma de los mercados, en el cirujano de guardia de los mercados, en primer lugar, recortando los derechos de los asalariados, atacando el Estado de bienestar y también la democracia, en una democracia intervenida y tutelada.

En segundo lugar, profundizando y agravando la crisis, porque, señor presidente, sus medidas, en las cuales la prioridad no es el empleo sino el déficit, van a profundizar y agravar la crisis económica y el desempleo. Señor presidente, no estamos condenados a decidir entre su melodía y la melodía más fuerte del Partido Popular; entre la anorexia de sus medidas y la hambruna del Partido Popular. Existe en nuestra opinión una salida social a la crisis, una salida social que usted ni siquiera ha explorado, una salida que reconstruya nuestra fiscalidad, la fiscalidad de los que más tienen; que mantenga la iniciativa pública; que tenga como principal prioridad el empleo y no el déficit, y una iniciativa, además, que cuente con el acuerdo laboral, con el acuerdo en materia de pensiones y no con la imposición.

Señor presidente del Gobierno, hoy usted pierde confianza a raudales aunque parezcan hilillos. Hoy no cuenta usted con la confianza de la izquierda de la Cámara.