viernes, 5 de febrero de 2010

Llamazares confía en que el supremo sepa "aportar un mínimo de razón" frente al intento de apartar a Garzón de la carrera judicial.

Gabinete de comunicación de IU Federal a la sección de nacional.


nota de prensa

Madrid
Viernes, 5 de febrero 2009

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha mostrado hoy su confianza en que la Sala Penal del Tribunal Supremo
sepa “aportar un mínimo de razón en el futuro, algo que hasta ahora parece echarse
mucho en falta” en relación al intento de apartar de la carrera judicial al magistrado Baltasar Garzón.

Para el diputado de IU, “quienes desde fuera y dentro de la judicatura se han
propuesto como objetivo acabar con la carrera de Garzón por haberse atrevido a
tratar de arrojar luz sobre los crímenes cometidos por el régimen franquista se
frotan hasta ahora las manos”.

Llamazares señala que “algunas decisiones, con un lenguaje y una redacción que nos
retrotraen a otra época, dan mucho que pensar, sobre todo cuando puede darse la
circunstancia de que este magistrado se convierta en el primer encausado en
relación a los crímenes franquistas en lugar de sus ejecutores o cómplices”.

El parlamentario de Izquierda Unida espera que los próximos pasos a tomar por el
Tribunal Supremo “tengan en cuenta las opiniones del Ministerio Fiscal sobre su
archivo y obren con el talante democrático que ha caracterizado al Alto Tribunal
en su trayectoria y no nos devuelvan al recuerdo de los felizmente desaparecidos
tribunales de orden público”.

En el caso concreto del voluminoso auto del instructor del Supremo que atribuye al
magistrado de la Audiencia Nacional un presunto delito de prevaricación,
Llamazares lamenta “la torticera interpretación que se hace del contenido de la
Ley de Memoria Histórica aprobada por el legislativo”.

El diputado de IU, que participó muy directamente en la tramitación, enmiendas y
aprobación que se presentaron a esta ley durante la pasada legislatura, en
estrecha colaboración con numerosas asociaciones de Recuperación de la Memoria,
considera lamentable que “nadie que tenga un mínimo conocimiento de lo que aprobó
el Parlamento puede interpretar que en esta ley se pusieron limitaciones a la
colaboración de los distintos poderes públicos en la localización e identificación
de las víctimas de la Guarra Civil y de la dictadura franquista. Quien lo haga
sólo tiene que repasar el Boletín Oficial del Estado y los de algunas Comunidades
sensibles con este tema para ver las acciones que ya se han tomado y las que están
en marcha para ayudar entre otros en el tema de las fosas”.