jueves, 21 de enero de 2010

GABINETE DE COMUNICACIÓN DE IU FEDERAL: NOTA DE PRENSA

Miércoles, 20 de enero

LLAMAZARES SE REÚNE CON TÉCNICOS DE LA EMBAJADA DE EE.UU A QUIENES TRASLADA SUS EXIGENCIAS TRAS RECIBIR DE ELLOS UNA INSUFICIENTE EXPLICACIÓN POR EL USO DE SU IMAGEN POR EL FBI

El diputado de IU recibe una limitada explicación oral de los dos interlocutores no políticos de segundo nivel designados por el embajador de EE.UU en España consistente en que todo fue “un error humano” del que responsabilizan a un “artista forense”


(Madrid, 20 de enero 2009).- El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha mantenido hoy una reunión en su despacho del Congreso por espacio de menos de media hora con una representante de la Sección Consular Legal y un agregado del FBI, en ambos casos destinados en la Embajada de Estados Unidos en España, tras una solicitud de esta representación diplomática efectuada en la tarde ayer.


Llamazares trasladó a estos representantes durante la reunión los mismos argumentos expresados ayer de forma pública en rueda de prensa. Les indicó su “seria preocupación” por las consecuencias que puede arrastrar la utilización de su imagen por parte del FBI para la elaboración, publicación y distribución en diferentes soportes de comunicación pública de varios retratos-robots de terroristas internacionales, preocupación que hace extensiva a su desconocimiento sobre la posibilidad de que estas mismas práctica y métodos hayan podido emplearse también con otros ciudadanos particulares. Al mismo tiempo planteo a sus dos interlocutores varios puntos básicos:
La exigencia de una investigación profunda y seria sobre lo ocurrido –cuyo resultado debe ser trasladado también al Gobierno español, como desde éste ha sido reclamado a su vez- y que se depuren las necesarias responsabilidades derivadas de ello por el uso de su imagen. Además, ve necesario que se ofrezcan absolutas garantías de cómo se pudo realizar esta práctica, junto a explicaciones específicas de en qué supuesto lugar de Google –origen señalado hasta ahora por los responsables norteamericanos que han tratado este asunto- se encontró la fotografía empleada y una información completa sobre la posible existencia de archivos en cualquier organismo oficial con datos de personas identificadas con datos personales junto a si ideología política.


Otro de los puntos señalados por Llamazares a sus interlocutores fue la exigencia de que desde todos los organismos oficiales norteamericanos implicados en este desgraciado asunto se ofrezcan garantías de que se ha eliminado absolutamente cualquier imagen elaborada a partir de rostros reales, de tal manera que no puedan generar futuros problemas inconvenientes para ambas partes.


Que desde estos mismos organismos –entre ellos FBI, Departamento de Estado norteamericano y cualquier otro que haya tenido que ver en este asunto- se produzca la necesaria reparación consistente en dar explicaciones públicas suficientes al más alto nivel sobre lo ocurrido, se explique el grave error cometido y todo ello sea publicitado con los mismos e importantes medios de publicidad en todos los soportes requeridos -a nivel español, norteamericano e internacional- para despejar cualquier duda o vinculación de Gaspar Llamazares con cualquier tipo de asunto vinculado con el terrorismo.


Gaspar Llamazares ha quedado por segunda vez a la espera de conocer los resultados de la investigación que supuestamente ha sido abierta sobre esta cuestión a nivel interno, según lo que le han trasladado los dos interlocutores de la Embajada, quienes también le han expresado sus disculpas por lo ocurrido.


Tras recibir como explicación sólo que todo se ha debido a un error humano del que los miembros de la Embajada han responsabilizado a un “artista forense” sin identificar, les ha valorado que estas muy limitadas y sucintas explicaciones de carácter únicamente oral recibidas son del todo insuficientes y ha señalado que mientras toda esta situación siga sin resolverse de forma adecuada se reserva la posibilidad de emprender futuras acciones legales.