viernes, 7 de marzo de 2008

Fiesta de cierre de Campaña Electoral en Rivas Vaciamadrid


Hoy tendremos la fiesta de cierre de Campaña Electoral en Rivas Vaciamadrid. Os invito a todos a acudir y participar en la celebración. Me acompañarán el alcalde de la localidad, José Masa y los números 2 y 3 al congreso de los diputados por la lista de IU, Joaquín Nieto y Montserrat Muñoz.

La cita es a partir de las 21:30h en el Auditorio Pilar Bardem (detrás del Centro Comercial Rivas Centro), con una fiesta abierta al público, con animación y actuaciones musicales y después, a partir de las 23:15h las intervenciones políticas de cierre de Campaña Electoral.

Un saludo,

Gaspar

Pd: os copio aquí una interesante columna de Javier Ortiz en Público sobre el voto útil:

El mito del voto útil

Mariano Rajoy está en la misma onda que confesó Gabriel Elorriaga, su jefe de propaganda: la actual táctica electoral del PP busca desanimar a una parte de los potenciales votantes del PSOE, restregándoles algunos asuntos conflictivos, como la situación económica, la inmigración y las “cuestiones nacionalistas”, para que el 9-M estén deprimidos y no voten.

Rajoy parte de que la gente que se distancia del PSOE sólo puede hacerlo porque le disgusta que Zapatero esté demasiado escorado a la izquierda; no por la razón opuesta. Sin embargo, hay bastantes que critican la pusilanimidad de los socialistas en los más variados terrenos, incluyendo los tres citados.

Esa posición crítica no tiene por qué traducirse en abstención. Puede llevar a respaldar otras opciones políticas menos agarrotadas por el respeto reverencial a los poderes fácticos locales o internacionales.

Son muchos los que afirman que esa “dispersión del voto” beneficiaría en todo caso al PP. Falso. Para empezar: quienes votan de acuerdo con sus preferencias no dispersan nada; concentran su voluntad en la dirección deseada. Además, con cierta frecuencia abren posibilidades que de lo contrario quedarían cerradas. Es un hecho que el traslado de una parte del voto tradicional de una candidatura modesta (IU, por ejemplo) a otra mayor (PSOE, por ejemplo) hace que a veces el minoritario pierda recursos que no gana el importante. Ese peligro existe ahora mismo en el País Valenciano, donde EU-IU puede perder su representación sin que ello beneficie al PSOE, sino al PP. No sería nada novedoso: en Valladolid ya han vivido esa experiencia.

Rodríguez Ibarra pide el voto para Zapatero para que forme Gobierno “sin depender de los nacionalismos insolidarios”. La vieja guardia del PSOE está repleta de seudofederalistas que, como pasen un solo día sin proclamar su fervoroso españolismo frente al Maligno Desmembrador, enferman. No me extraña que, cuando Rajoy quiere dar lecciones de patriotería, los cite sin parar.

Ojalá Zapatero deba pactar de nuevo, a semejanza de la anterior legislatura. Eso lo alejará de la obsesión monotemática de los Rodríguez Ibarra y compañía.

___________

(Aparecido en Público el 4 de marzo de 2008)

2 comentarios:

Hugo Martínez Abarca dijo...

También fue estupendo esta columna de Javier Ortiz:
No más mayorías absolutas

No me mueve el menor deseo de atacar a Manuel Campo Vidal, contra el que no tengo nada, pero me parece obligado dejar constancia de que el pasado lunes tuvo un lapsus y cometió un error, ambos conexos, de inocultable relevancia política. Incurrió en el lapsus cuando presentó a los participantes en el debate cara a cara Zapatero-Rajoy (¿no es curioso que la reunión de dos caras pudiera convertirse en una cruz?) calificándolos de “los candidatos a la Presidencia del Gobierno”. Él mismo debió de darse cuenta de su desliz freudiano y pocos minutos después los catalogó como “dos de los candidatos a la Presidencia del Gobierno”.

Ahí es donde cambió el lapsus por el error. Porque, de momento, a lo único que son candidatos José-Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy es a miembros del Congreso de los Diputados, el cual decidirá en su día y por los procedimientos al uso en los regímenes parlamentarios –otra cosa son los presidencialistas–, de qué encarga a cada uno de ellos.

No hago esta observación por pijotería leguleya, ténganlo por seguro. Ni siquiera porque me parezca injusto –aunque de hecho lo sea– que los medios públicos concedan tan extraordinarios privilegios al PSOE y al PP, contribuyendo a reforzar un bipartidismo ajeno a la letra y el espíritu de la Constitución Española.

Si me opongo con la mayor firmeza a todos los muchísimos intentos que se están realizando para conducir subrepticiamente al Estado español por esa senda, es porque el bipartidismo fáctico, con el eficaz concurso de la regla D’Hont, favorece de manera descarada la constitución de mayorías absolutas parlamentarias (que no sociales: ésa es cuestión muy distinta). Y la experiencia concreta de las mayorías absolutas parlamentarias que ha vivido España desde 1977 –tanto las repetidas de Felipe González como la cosechada por Aznar en 2000– ha sido más que negativa. Liberados del deber de moderarse y de buscar alianzas, los gobiernos españoles de mayoría absoluta se han caracterizado invariablemente por su soberbia, su arbitrismo y su desdén hacia las minorías.

Minoritario de nacimiento, me aterran absolutamente las mayorías absolutas.

(En http://www.javierortiz.net/jor/dedo/no-mas-mayorias-absolutas)

BEA dijo...

Gaspar, hoy fui a votar a IU, como siempre he hecho. Y mi gozo en un pozo...razón tienes que la ley electoral es muy injusta. No soporto que los catalanes tengan 10 escaños por que si, y yo como Asturiana siento que mi voto no vale una mierda.

El bipartidismo nos esta absorviendo. Y tienes razon, pero te has colado en una cosa Y MUCHO.

No puedes criticar ala gente que se va a votar al voto seguro, porque date cuenta de que si asi no hubiera sido quizas estaria Mariano y sus compinches fumandose un puro a nuestra salud.
Al final, votamos para que gane el menos malo. Y es lo mas triste del mundo.

Seguiremos luchando Llamazares, no lo dudes.